París.-El suspenso sobre la sucesión de John Galliano, despedido por la casa Dior hace más de un año, terminó este lunes con el nombramiento del estilista belga Raf Simons como director artístico de la célebre marca parisiense de alta costura.

Raf Simons, de 44 años, cuya primera colección para Dior será presentada en París el próximo mes de julio, será responsable de las "colecciones de alta costura, de pret-a-porter y de accesorios femeninos", precisó Dior en un comunicado.

John Galliano fue despedido en marzo de 2011 por haber proferido, en estado de ebriedad, insultos racistas y antisemitas en un café parisino, por lo que fue condenado por la justicia francesa.

Desde hace meses, corrían rumores de que Dior designaría en su reemplazo al creador belga Raf Simons, quien acababa de despedirse como director creativo de la casa Jil Sanders con un deslumbrante desfile en la semana de la moda de Milán.

Al anunciar el nombramiento de Raf Simons la casa Dior, que contribuye a la reputación del imperio de lujo LVMH, de Bernard Arnault, se declaró "entusiasta" por recibir "a uno de los más grandes talentos actuales, para continuar la obra de su fundador".

Raf Simons "va a inspirar y propulsar al siglo 21 el estilo que monsieur Dior lanzó desde la inauguración de su casa, la cual ha innovado, desde su primera colección, los códigos de la elegancia mundial", según el comunicado.

"La casa Dior es el símbolo de la elegancia absoluta", dijo por su parte Simons, citado en el mismo comunicado.

"Su nivel de creación me inspira un profundo respeto. Soy consciente de la responsabilidad y el honor que me han sido otorgados hoy, de dirigir la creación de la marca francesa más célebre del mundo", añadió.

El estilista belga, uno de los más brillantes de su país al lado de Martin Margiela y Dries Van Noten, fue primero creador de moda masculina antes de orientarse hacia el pret-a-porter femenino.

Aún no ha tenido, a lo largo de una carrera ya bastante rica, la oportunidad de incursionar en la creación de alta costura, esa manera de trabajar parisiense que supone un gran trabajo artesanal para crear vestidos sobre medidas. En julio le llegará su hora con su primera colección para Dior.

En febrero pasado la marca alemana Jil Sander, en la cual Raf Simons era el diseñador desde 2005, causó sorpresa al anunciar la partida del belga.

Pocos días después Simons, bastante emocionado, presentaba en Milán su último desfile, muy aplaudido, para esa marca.

Los comentaristas de moda quedaron muy impresionados ante esa esplendorosa colección donde imperaba el color rosado. Parecía como un anticipo sobre lo que sería capaz de hacer, en términos estilísticos, si la casa Dior lo contrataba.

Graduado en diseño industrial, Raf Simons, con su aspecto estricto, su silueta atlética, sus ojos azules y su cabello cortado al rape, comenzó diseñando muebles antes de escoger el universo de la moda, creando su propia marca en 1995.

BVC