El telescopio XMM-Newton captó al púlsar más brillante y lejano en el universo tras estudiar el objeto por 13 años, que resultó 1,000 veces más brillante de lo que se creía, dijo el martes la Agencia Espacial Europea (ESA).

Los púlsares son estrellas de neutrones que antes fueron masivas y explotaron al final de su vida, que giran sobre sí mismas y emiten pulsos de radiación regulares.

El púlsar descubierto por el telescopio de la ESA es el más distante hallado hasta la fecha ya que su luz viajó 50 millones de años luz antes de ser detectada.

NOTICIA: NASA descubre 1,284 nuevos planetas

La ESA dijo también que el púlsar es 10 veces más brillante que el último objeto semejante más luminoso encontrado y que sus pulsos periódicos de 1.13 segundos permitieron su identificación. Según la agencia, el púlsar puede emitir en un segundo la misma cantidad de energía que el Sol libera en tres años y medio.

"Antes se creía que los únicos capaces de alcanzar estas extraordinarias luminosidades eran los agujeros negros al menos diez veces más masivos que nuestro Sol, al alimentarse de sus estrellas compañeras", dijo Gian Luca Israel, autor principal del artículo que describe el descubrimiento, divulgado esta semana en la publicación especializada Science.

NOTICIA: Se abre una nueva ventana en la exploración del cosmos

"El descubrimiento de este insólito objeto, con mucho el más extremo que hayamos descubierto en términos de distancia, luminosidad y velocidad de aumento de su frecuencia de rotación, constituye un nuevo hito para XMM-Newton y va a cambiar nuestra comprensión de cómo funcionan este tipo de objetos", dijo por su parte Norbert Schartel, científico del proyecto XMM-Newton.

abr