Considerado pionero de la fusión en España, el chef Abraham García indicó que la cocina mexicana debe tener mayor difusión en el mundo, pues es grandísima y maravillosa y tiene todos los ases de la baraja culinaria para triunfar.

García, dueño del restaurante Viridiana, que abrió sus puertas hace 33 años, expuso: Ya es significativo que se llame Viridiana, Buñuel siempre estuvo allí a medio camino, nunca dejó de ser maño (como se les dice a los de Zaragoza), pero también se sentía mexicano .

En el marco del 35 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y España, el chef calificó de curioso que la barbarie de la conquista en otros países lo primero que modificó fue la cocina. En el caso de Cuba, por ejemplo, la influencia española es tan grande que no sabe ser sino una cocina española poco evolucionada.

Pero el caso de México es otro, dijo, pues hay platos prehispánicos que siguen siendo una maravilla.

Sobre la difusión que se ha dado internacionalmente de la cocina mexicana, el chef, oriundo de Robledillo, en la provincia de Toledo, expresó: No sé si no la han sabido difundir bien o dar una imagen mucho mejor de la que tiene en el mundo.

¿Cómo es posible que en el caso de España, y me duele eso, cocinas como la peruana (no la cuestiono pues también me gusta) esté llena de restaurantes y de los mexicanos tengamos contadas representaciones y, con frecuencia, con dudosa fortuna? , se preguntó.

Añadió que incluso las cosas más elementales de la cocina mexicana, como es el guacamole, que podría ser el paradigma de la vulgaridad , es una maravilla si está bien hecho.

García citó otras maravillas como el pico de gallo y el mole, y dijo que podríamos estar hablando otros 35 años y afirmó que en su restaurante constantemente presenta fusiones con productos de este país. Además, dijo que en lugar de utilizar el orégano cotidiano, utiliza el epazote y utilizo también los humildes quelites, que los descubrí leyendo a Rulfo , añadió.