Mauro Babún considera que la moda es más que una simple propuesta de indumentaria. Para su colección otoño-invierno 2012, el diseñador de modas mexicano encontró belleza en la lúgubre película "Cronos", ópera prima de Guillermo del Toro

Babún exploró elementos que el cineasta propone en su cinta como la alquimia, la vida eterna, los escarabajos y la sangre, en una colección de ropa que hizo las veces de arte-objeto titulada "Suo Tempore", que en latín quiere decir "a su tiempo".

"Yo lo defino más como arte que como moda", dijo a The Associated Press al término de la pasarela del miércoles por la noche. "Lo que intento demostrar es el poder conjuntar varias mentes y varias cabezas, creadoras en diferentes ramas ... Que se puede hacer arte usando la moda no como una finalidad sino como una herramienta para la creación de arte".

"Cronos", de 1992, narra la historia de un anticuario que busca proteger un dispositivo en forma de escarabajo creado por un alquimista capaz de proveer vida eterna, lo cual le despierta una intensa sed de sangre.

Babún transformó la estética de Del Toro en prendas escultóricas que presentó en el Museo Ex Teresa Arte Actual de la capital mexicana, y en la que predominaron los vestidos altamente elaborados. La banda Descartes a Kant interpretó en vivo una pieza vocal atonal que marcaba el funesto andar de las modelos.

"Lo barroco en mí es algo natural. Es mi estética de crianza", refirió el creativo de 31 años sobre su línea, conformada por vestidos cortos con terminaciones voluminosas, pantalones entallados y trajes de noche de caídas grandes y pesadas, aderezados con dramáticos accesorios dorados maximalistas creados por Carlos Victimo.

Destacó un cráneo colocado en el costado izquierdo del pecho de una modelo del que emanaba una serie de ramas que se extendían por todo su frente como una especie de armadura. La pieza hizo sobresalir el conjunto en tono obscuro de falda corta y chaqueta plastificada, ambas trabajadas con minucioso detalle.

Babún prescindió de la pasarela tradicional. En su lugar envió a las modelos a caminar sobre la duela de un templo del siglo XVII en el que el arte sacro, el eco del calzado de taco una gran referencia al extinto McQueen , el maquillaje en tonos blancos y dorados y la tenue luz dieron mayor realismo a la presentación.

Reconocido también por su trabajo como estilista de moda, Babún señaló que del Toro, al quien fallidamente intentó contactar, le ha inspirado desde sus inicios. "Fue como una de las personas que me marcó".

En su nueva apuesta sobresalió la referencia a la sangre, que Babún materializó en seda roja con la que dio vida a un par de vestidos que podrían resultar funcionales en mujeres altas.

Destacó el dramático vestido largo de pronunciado escote en V con el que una modelo que parecía haber sobrevivido a un baño de sangre, con una trenza que casi tocaba el suelo, cerró el desfile.

No es la primera vez que Babún, que se ha presentado en La Semana de la Moda de México en varias ocasiones, se introduce al mundo artístico. En 2010 cerró su marca comercial Morgana y dio vida a su firma homónima bajo la cual ha creado colecciones como "Sangre de cantera" y "deGOYAda", inspiradas en la arquitectura barroca y la obra de Francisco de Goya.

La temporada pasada presentó "Anatomía de un alma acribillada", una muestra de fotografías e ilustraciones complementadas con dos vestidos-escultura en los que exploró sus heridas personales.

"Suo tempore", apuntó, es su colección "más personal" y así como Del Toro inserta elementos autobiográficos en sus cintas, Babún lo emuló con prendas creadas con minucioso detalle.

"Hay muchas ideologías personales que van referidas también a creencias similares a las de Del Toro", apuntó el creativo, quien logró traducir con éxito la simbología de la cinta a través de telas plastificadas y metalizadas, en

Con tan sólo 12 salidas, que sólo incluyeron un atuendo masculino, logró contar su versión de "Cronos" en un desfile dividido en tres partes. La primera, impregnada de negro, contaba el hallazgo de la alquimia; la segunda, el humano que alcanza vida eterna. Y la última, llena de rojo, hizo referencia a los escarabajos y el misticismo de la sangre.

El otrora concursante de "Project Runway Latin America" dice que no le resultó muy complicado el ejercicio. "Si así se concibe desde un principio no se tiene que hacer ningún sacrifico para aterrizarlas en algo bello y estético", dijo.

Y pese a que sus creaciones podrían mimetizarse fácilmente en una escena de alguna cinta del director, es consciente de que no pertenecen al mundo cinematográfico.

"Lo mío es una reinterpretación personal de su trabajo", explicó Babún. "No intento ... hacer un vestuario pensando en vestir una película de él, sino hacer una pieza artística con una visión completamente personal".

apr