El Ballet Mexicano de la Discapacidad, fundado por David Serna Sesma, es un movimiento artístico que promueve la inclusión y permite a las personas con capacidades diferentes desarrollar todas sus habilidades a través de la danza.

Su pieza Capacidades se presenta en la primera edición de Danzatlán, en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque.

“Ésta es la voz de la discapacidad para todo el mundo y ni la propia discapacidad nos limita”, aseguró, ya que sus integrantes se han alejado de las terapias tradicionales al encontrar sus propios métodos gracias a un proceso creativo con el cual evolucionan sin tener una técnica de ballet clásico.

El ballet ofrece educación superior en arte y danza a personas con discapacidad, ofreciéndoles una atención cultural y artística, trabaja y se presenta de manera regular en la vía pública de la zona oriente de la CDMX.

David Serna, miembro del Consejo Internacional de la Danza ante la Unesco, indicó que el movimiento cuenta con academia de arte propia y ha tenido grandes aciertos, como la creación del Coro Manos Amorosas.

“Son mujeres que cantan en lenguaje de señas y que son sólo las abuelas y las madres de estos chicos, a quienes acompañan en cada ensayo, en cada función y que están detrás de ellos”, detalló.

David Serna aseguró que cualquier persona que ve y percibe al ballet no es la misma cuando sale del teatro, su concepción de la discapacidad cambia completamente, como en el momento en el que se observa a una chica con parálisis levantarse de su silla y bailar alrededor de ella.

En nueve años de trabajo ininterrumpido, la compañía se ha presentado en diversos recintos universitarios, como el Museo Universitario de Arte Contemporáneo y la Universidad de Chapingo, además de la Sala de Conciertos Elisa Carrillo y, ahora, justo con la invitación de esta primera bailarina de ballet de la Ópera de Berlín, estarán en Danzatlán.