El taller de fotografía de Jesús Villaseca llamó la atención de medios nacionales e internacionales. Documentaron el trabajo de este fotógrafo mexicano, que salió de un contexto de drogas en su adolescencia para convertirse en un referente de la escena visual obteniendo premios a su labor como fotoperiodista y docente.

Uno de los homenajes a su labor ha sido el documental Disparos, que se presenta en la gira de proyecciones de Ambulante 2019 y que se estrenó en el Faro de Oriente, lugar donde se gestó la historia de este profesor y de su alumno y protagonista de la cinta, Jair Cabrera.

Villaseca dio a conocer ante el auditorio lleno de Faro Oriente, en la Alcaldía de Iztapalapa, que dejará su labor de docente en el proyecto de Fábrica de Artes y Oficios Oriente para colaborar con la alcaldesa, Clara Brugada, en la creación de una escuela de cine en esa demarcación.

“Dejo Faro Oriente por una causa personal. Me voy porque me están invitando a un proyecto verdaderamente interesante, que es dentro de Iztapalapa. Voy a seguir con este proyecto de llevar los conocimientos de fotografía a jóvenes, en donde voy a estar más comprometido y donde voy a involucrar a más compañeros. Se va a armar la primera escuela de cine documental y de fotografía”, informó.

En la escuela de cine y fotografía de Iztapalapa se planea impartir talleres y diplomados totalmente gratuitos “sobre todo para gente que vive en Iztapalapa, y vamos a competirle a las mejores escuelas del mundo. Desde aquí lanzo ese reto. Vamos a seguir generando fotoperiodistas al nivel de Jair y de muchos más”, destacó.

En entrevista con El Economista, Jesús Villaseca dijo que en un mes se esperan avances de lo que será esta nueva escuela de cine, iniciativa de la alcaldía.

“En un mes se esperan más noticias sobre este gran proyecto. El lugar ya lo tenemos definido. Será en lo que fuera el cine Vicente Guerrero y ahora es el Centro Cultural Iztapalapa, pero es un espacio monumental, donde caben 900 personas sentadas. Es muy grande. Vamos a hacer espacio para las aulas en las que se impartirán diplomados totalmente gratuitos con temporalidades de tres hasta seis meses, y arrancaremos con la temática de cine documental”, detalló.

El taller que deja Villaseca

Con una trayectoria de más de 36 años siendo fotoperiodista, Jesús Villaseca comenzó a estudiar la fotografía como un oficio a los 17 años, para alejarse del hábito recurrente de consumir estupefacientes. Su pasión por este arte cambió su destino, y el de 15 generaciones con un aproximado de 3,000 alumnos que cursaron su taller de fotografía, además de que destaca con cierto orgullo que 60 de esos alumnos ahora son profesionales de la imagen laborando en medios destacados de comunicación.

“Yo llegué aquí en el 2003. Me invitaron a trabajar en este taller y me resistí mucho. Acababa de ganar mi segundo Premio Nacional de Periodismo en el año 2003. Porque sabía que venir e involucrarme aquí era involucrarme en las historias que yo viví de joven, inmerso en la droga a los 12 años, como un personaje que aparece en la película Disparos. Yo asaltaba gasolineras” relató.

Ahora, 15 años no han sido suficientes para este creativo que cambia las armas y las drogas por una cámara fotográfica en las manos de niñas y niños que han recorrido sus talleres y el narcotúnel como llaman a un espacio en donde Jesús Villaseca acostumbra impartir su clases, bromear, conocer y generar lazos de confianza con sus alumnos.

“A impartir clases me invitó María Rivera, una gran periodista de La Jornada, con la que hicimos la cobertura de Atenco. Después me habló Benjamín González, que ahora tiene que ver con la Secretaría de Cultura, y que fue fundador del proyecto Faro de Oriente”, narró ante un público estupefacto nutrido en su mayoría por sus exalumnos.

“15 años después estoy inmerso en las historias de vida de muchas personas, muchas historias de mis alumnos”, dijo el fotógrafo en la proyección del documental Disparos, que se estrenó en Ciudad de México en la última parada del festival Ambulante 2019.

“Jair es uno de los mejores fotoperiodistas que pasó por este taller, si no es que el mejor. Pero también hubo muchas historias de los alumnos que estudiaron en este taller de fotografía en el Faro Oriente y que hoy trabajan en medios nacionales e internacionales, desde Time, Al Jazeera, El País, Telesur, entre otros”, comentó Villaseca.

Iztapalapa, un modelo a seguir

Entre las múltiples narraciones de superación que guarda el maestro Jesús Villaseca destacan las vistas de personajes históricos a los que también debe admiración, pues uno de los alicientes de su clase es inculcar el cambio social mediante el arte de la fotografía.

“Hemos tenido aquí a personajes como Perfecto Romero, que fue el primer fotógrafo nombrado por Ernesto Ché Guevara en la Revolución Cubana, diciéndole el Ché a Romero al ver su cámara que esa era un arma todavía más poderosa. Perfecto Romero combatió junto al Ché en la columna 8 en 1959, en donde cortaron las vías del famoso tren blindado en el que se transportaba lo poco que le quedaba de provisiones a los soldados de Fulgencio Batista”, relató.

Uno de los cuantiosos relatos que el profesor de fotografía atesoraba de su labor como educador en este centro cultural fue la publicación de un libro llamado Mi Barrio, que fue un compilado de imágenes hechas por los asistentes a su taller, en su mayoría jóvenes que se refugiaron de contextos violentos o adversos en el taller de Jesús Villaseca.

“Quisimos demostrar que en Iztapalapa hacemos cosas que pueden poner el ejemplo a nivel mundial”. Destacó que en la madrugada del 11 de mayo, una llamada entró a su teléfono celular. Se trataba de Rodrigo Hernández y Elpida Nikou, directores de Disparos, quienes ahora se encuentran en Europa en el estreno de la cinta durante el Festival de Berlín el pasado 10 de mayo y que causó gran impacto del otro lado del mundo.

“Me habló Rodrigo. El documental se estaba presentando en Alemania, y el director estaba impresionado. Me dijo: ‘en Alemania todo mundo quiere saber quién en Jesús Villaseca y Jair Cabrera. Los están esperando’”, insinuó, dejando ver que este sólo será un adiós momentáneo.

[email protected]