La mañana de este jueves, el tan anticipado anuncio del ganador del 15º Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes se prestó para romper los protocolos.

El primero en hacerlo fue el ministro de Cultura y Deporte de España, José Guirao Cabrera, cuando, a punto de enunciar al laureado, anticipó que primero leería un poema del autor en cuestión. Los versos de “No tires las cartas de amor”, en la voz seria y poco matizada del funcionario ibérico, revelaron al merecedor del máximo galardón para las letras en español en la persona del bardo sanahujano Joan Margarit i Consarnau, “por su obra poética de honda trascendencia y lúcido lenguaje siempre innovador”.

El trabajo del poeta en dos lenguas “ha enriquecido tanto la lengua española como la lengua catalana y representa la pluralidad de la cultura peninsular en una dimensión universal de gran maestría”, agregó Guirao Cabrera en la lectura del fallo del jurado.

En el anuncio también estuvo la poeta uruguaya Ida Vitale, ganadora del Cervantes en el 2018 y presidenta del jurado, quien, con un gesto de honestidad, volvió a romper el protocolo.

“Bueno, yo estaba en disidencia, pero, para ser leal a los que hubieran votado conmigo, lo aclaro: la verdad, ese poema me ganó mucho, porque uno llega no siempre conociendo toda la literatura que va a tener que juzgar, lo cual es bastante horrible. Pero una siempre piensa ‘bueno, estoy exenta del error que están cometiendo los demás’”, reconoció frente a la prensa española.

Reveló que tenía un candidato al que quería imponer, el narrador catalán Enrique Vila-Matas, quien había sonado como uno de los serios aspirantes. Y aunque la regla no escrita dictaba que no han de mencionarse los nombres de aquellos que no han sido ganadores, Vitale lo dijo tres veces y no titubeó para explicar sus razones.

“Se supone que debo de tener inclinación por la poesía, pero me gusta mucho leer en prosa. Además, Vila-Matas me hacía feliz leyéndolo”.

Reveló que en el jurado había otros cuatro a favor de Vila-Matas, y de inmediato, antes de que dijera más, fue moderada por el ministro de Cultura.

“Pero hay que darle un consuelo a los derrotados. No voto nunca por amigos. No tengo el gusto de conocer a Vila-Matas. Es que cuando se vota, se vota o respetando el pasado o con toda la esperanza puesta en el futuro”, remató.

Joan Margarit será condecorado el 23 de abril del próximo año en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Pero antes, el 22 de noviembre, también será reconocido con el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Joan Margarit

Poeta, arquitecto y excatedrático de la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona, Joan Margarit i Consarnau nació en Sanahuja, Cataluña, el 11 de mayo de 1938. Es autor de una veintena de libros de poesía, la gran mayoría con versiones en catalán. De él se ha publicado una decena de antologías y libros en prosa. Ha sido traducido al inglés, alemán, ruso, hebreo, portugués y francés. Ha traducido al castellano y el catalán a poetas desde el inglés y el alemán. Además del Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Cervantes, ha sido merecedor de otros reconocimientos como el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, de Chile, en el 2017, y el Premio Víctor Sandoval Poetas del Mundo Latino, de México, junto con José Emilio Pacheco, en el 2013.

No tires las cartas de amor

Ellas no te abandonarán.

El tiempo pasará, se borrará el deseo

—esta flecha de sombra—

y los sensuales rostros, bellos e inteligentes,

se ocultarán en ti, al fondo de un espejo.

Caerán los años. Te cansarán los libros.

Descenderás aún más

e, incluso, perderás la poesía.

El ruido de ciudad en los cristales

acabará por ser tu única música,

y las cartas de amor que habrás guardado

serán tu última literatura.

Del libro: El primer frío

[email protected]