Diversas son las voces que se han manifestado en contra de la eliminación de 109 fideicomisos que esta semana serán discutidos en el Senado de la República para su ratificación. Específicamente para el sector científico con el argumento de contener el gasto público y evitar la corrupción en estos fondos, el gobierno recaudaría 25,713 millones de pesos provenientes de 91 fideicomisos (35 mixtos, 24 sectoriales, 27 institucionales y 5 asentados en Conacyt),sin embargo diversos grupos han hecho hincapié en que estos fondos están constituidos en su mayoría de recursos que provienen de organismos privados, internacionales y multinacionales para fondear proyectos de investigación, no solo de fondos gubernamentales, que son los que se centralizarían, de pasar la iniciativa.

De entrada, este lunes se dieron cita colectivos de familiares de víctimas a violaciones de derechos humanos e integrantes de la comunidad científica en las instalaciones del Senado para colocar en paredes y rejas del edificio todos los pronunciamientos que se han emitido contra la desaparición de fideicomisos. Hicieron alusión a 80, 251 firmas que se han recabado a partir de la plataforma Change.org/FideicomisosMX, y mostraron carteles que pedían a los senadores no ser sumisos.

Continuando con las manifestaciones, un grupo de más de 700 científicos de todo el mundo de prestigiosas universidades, entre las que se encuentran Harvard, Oxford, Yale, Cambridge, Stanford y el MIT, firmaron este lunes un manifiesto denominado “Carta en apoyo de los científicos mexicanos”. El documento asegura que los fideicomisos dan soporte económico a proyectos de investigación multianuales, y son pilar fundamental para el mantenimiento de infraestructura, equipo y tecnologías de la información de instituciones académicas de excelencia a nivel mundial.

Más ciencia menos obediencia

Por su parte asociaciones, sociedades, redes y academias científicas que reúnen al menos 10,000 asociados, anunciaron este lunes una campaña personalizada con el hashtag #MásCienciaMenosObediencia, para exigir a los senadores y senadoras que no han expresado su rechazo a la extinción de los fideicomisos de investigación a que lo hagan.

Los voceros de esta conferencia explicaron que a pesar de la clara oposición de la comunidad científica, este dictamen está por aprobarse, por lo que se ha buscado el acercamiento con senadores. Un grupo ya fue recibido por las distintas bancadas de oposición y se pidió su apoyo; sin embargo, la doctora Brenda Valderrama, presidenta de la Academia de Ciencias de Morelos, aseguró que faltan 15 votos para lograr revertir el documento en los términos que se presenta y evitar eliminar los fideicomisos, por ello la campaña personalizada en redes.

Además se convocó a la comunidad científica a que este martes 20 de octubre cuando probablemente el Senado discuta yvote el dictamen, a que se reúnan en ese sitio para alzar la voz. “Debemos manifestar nuestro enérgico desacuerdo a esta radical e innecesaria medida que compromete la viabilidad de todo lo que la investigación científica representa para la sociedad”.

Por su parte el doctor Tonatiuh Matos Chassin, presidente de la Sociedad Mexicana de Física, dijo que el asunto de los fideicomisos es solo uno más de los embates sistemáticos de este gobierno en contra del sector científico ahora disfrazado de corrupción, además la alternativa que propone el secretario de Hacienda es “justo el método de financiamiento que ya se había superado, la forma de financiar a la ciencia que no funcionaba, justo lo que el fideicomiso resolvía para que la ciencia no sea solo anual ( ...) no entendemos este afán por destruir la ciencia mexicana”.

El doctor David Romero Camarena, dice que el argumento de su desaparición por corrupción es muy genérico y que contrario a ese discurso, al menos en ciencia y tecnología no se ha demostrado ni hay denuncias públicas; paradójicamente “el decreto establece prioridades, pero en ningún momento son obligaciones de como emplear el recurso, lo cual abre la puerta para un uso discrecional por parte del Ejecutivo”.

Agregó que todos estos argumentos deberían haber impactado a nuestros legisladores, “creo que en algún momento lo hicieron, antes de ser restringidos en su operación, yo los exhortaría a que encuentren dentro de su integridad y amor por México, la energía para votar en contra de una iniciativa que va a afectar severamente al país”.

De manera particular también investigadores han hecho llegar cartas a los senadores manifestando su preocupación, tal es el caso de la doctora Olivia Gall, del CEIICH-UNAM y miembro del SNI Nivel III y el doctor Alejandro Frank Hoeflich, investigador emérito de la UNAM y miembro de El Colegio Nacional.

El Foro Consultivo Científico y Tecnológico AC también puso a disposición diversos documentos y experiencias reportadas como antecedente importante sobre el papel que juegan en estos momentos la opinión ciudadana y en especial la de los miembros de las comunidades afectadas.

La tarde de ayer 19 de octubre, trascendió que la Comisión de Hacienda del Senado sesionó en el Hotel Fiesta Inn de Avenida Juárez para afinar el dictamen y presentarlo al pleno este martes.

Reclamos de la comunidad académica

  • En el caso de ser eliminados los fideicomisos, se requiere un mecanismo para manejar el tipo de recursos que se mueven a través de estos.
  • La carta firmada por más de 700 científicos alrededor del mundo se puede consultar en la siguiente liga: bit.ly/3kfFZ6w
  • Más información en https://www.foroconsultivo.org.mx/

nelly.toche@eleconomista.mx