Café Tacuba es, indudablemente, el grupo de rock más importante de nuestro país. Los tacubos, como los llaman sus seguidores, se han colocado en una posición de reconocimiento cotidiano. Me explico: uno puede escuchar los primero acordes de Rarotonga y de inmediato la reconoce como una canción de Café Tacuba. Y si no es así, al menos de inmediato se transporta el que escucha a los sonidos de la música popular mexicana, desde el danzón hasta el bolero, pasando por el mariachi y el mambo.

De ese referente cotidiano y esa multitud de referentes musicales abreva la exposición Seguiremos siendo, ilustrando para Café Tacuba, que se presenta en el Museo Universitario del Chopo. La muestra toma su título de la canción Seguir siendo , que a su vez dio título al documental con el que el grupo celebró 20 años de trayectoria en el 2010.

Seguiremos siendo es una excelente colección de carteles realizados por varios de los mejores ilustradores jóvenes mexicanos. Cada uno tomó como pretexto una canción de Café Tacuba. Son 48 carteles, cada uno ilustrando sendas canciones. Cada cartel resulta fascinante. Algunos autores optaron por el colorido y el estilo retro, otros se fueron por el grafiti. Gerry Pedraza inunda de rojo el cartel que ilustra la canción El catrín , mientras que James Calavera escogió la estética punk para La chica banda . Valentín Arroyo usa el cómic para Alármala de tos y Jorge Díaz hace uno de los carteles más poéticos con Revés .

La iniciativa de la exposición vino del despacho de diseño gráfico Xplaye, de Monterrey. La idea es no sólo hacerle un homenaje a los tacubos, sino también hacer altruismo: de la venta de cada uno de los carteles saldrá un donativo para la Asociación de Espina Bífida de Nuevo León, que ayuda a niños aquejados con ese mal.

[email protected]