El Senado de la República aprobó los dictámenes que prohíben utilizar animales en circos y en cualquier tipo de espectáculos en los que se les induzca a realizar acciones fuera de su comportamiento natural.

Además, prohibieron la utilización de ejemplares mamíferos marinos en espectáculos itinerantes al argumentar que en México hay empresas que utilizan delfines y lobos marinos en circos y ferias locales y para ello los transportan en contenedores cerrados llevados en tráileres.

Estas condiciones se tornan difíciles de ser aceptadas en los tiempos actuales, ya que los delfines y lobos marinos son especies cuyo medio de vida es el mar, y resulta complejo que se les traslade por carretera. Con esto su calidad de vida se vislumbra muy complicada. Diversos estudios han demostrado que la mortalidad más alta de delfines en cautiverio se debe al transporte, sólo superado por las acciones de captura , consideraron.

Los senadores aprobaron reformar la Ley General de Vida Silvestre y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente y turnaron las minutas a la Cámara de Diputados para su revisión y votación.

Los cambios establecen que será objeto de sanción el realizar actos que contravengan las disposiciones de conservación de vida silvestre fuera de su hábitat natural.

Los legisladores también argumentaron que la prohibición de usar ejemplares de vida silvestre en circos, como actividades económicas que constituyen actualmente nicho de ingresos para muchos ciudadanos, no viola la libertad de trabajo consagrada en el Artículo 5 constitucional, puesto que dicha restricción obedece al interés colectivo de respetar todas las formas de vida a través de un medio ambiente sano para el bienestar social, por encima de los intereses particulares .

[email protected]