Tras varios años de escribir en servilletas y en pequeñas libretas, envuelta en la oscuridad de los malos momentos y sonrisas de los mejores, Amanda Escalante, conocida en el mundo de los escenarios como Amandititita, publica Trece latas de atún, un libro en el que plasma algunos de sus momentos vividos embarnecidos con toques de ficción y drama.

Es un libro de autobiografía y de cuentos de ficción; tiene como entre 40 cuentos cortos y algunas hojas de mi diario personal. Casi la mitad del libro es realidad y la otra es ficción. Me gusta jugar con la posibilidad de que no sabes qué es verdad y qué no , mencionó la escritora en entrevista para El Economista.

Una ventana en lata

Las latas de atún son como el equivalente a la fortuna. Cuando tienes dinero puedes comprarte hasta 13 latas de atún y si eres muy pobre te alcanza para comprarte una lata de atún , sentenció.

Bajo el sello Penguin Random House Grupo Editorial, este diario-libro se convierte en una ventana indiscreta hacía la vida de la creadora de Metrosexual . Hay cuentos que yo escribí hace 10 años, hay cuentos que no tienen tanto , indicó Escalante.

La verdad es que yo no busqué publicar el libro. Conocí a una persona, nos hicimos amigos y me pidió que le enseñara lo que escribía. Esa persona es Andrés Ramírez, la persona a la que le debo el libro. Una persona muy importante en su creación, no fue como de que yo escribí el libro y después busque una editorial. Si no que lo fuimos armando entre los dos , expresó.

Ahora resulta que es escritora

En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda que personajes del espectáculo, como youtubers, actores y cantantes, saquen sus libros. La gente tiende mucho a juzgar estos hechos debido a la trascendencia y conocimientos que estos puedan tener sobre la ciencia de escribir un libro.

Amandititita, cantante de un género bautizado por ella misma como anarcumbia, ha sido juzgada y criticada a lo largo de su carrera por el estilo tan popular y extravagante que decidió tomar.

Mi bronca ha sido siempre que mi música es cumbia. Sí yo hubiera hecho rock o hip hop con las mismas letras no hubiera habido bronca. La bronca que tengo es que es popular y la gente la juzga como naca. El gran problema con los mexicanos es que les encanta decirle al otro que es naco, porque hay un chorro de complejos, como siempre nos han marginado y agredido se les hace fácil hacer lo mismo con el que está a su lado , dijo.

Con respecto a la publicación de su libro, ella explica que no es como si se hubiera despertado hoy con las ganas de escribir un libro ; esto es algo que ella ha hecho desde hace muchos años y que simplemente en estos momentos se ajustó todo para la publicación.

Desde los 13 años empecé a leer muy disciplinadamente; a los 15 empecé a estudiar en la Asociación de Escritores; a los 20 me metí a la Dinámica de Escritores y a los 24 no sé por qué terminé haciendo canciones y sacando discos. Yo ya voy para muchos años haciendo esto. Me he encontrado mucho con que ahorita la gente dice: ‘Ahora resulta que es escritora’, y es que no, lo verdadero chistoso es que me volviera cantante .

Realmente soy una persona acostumbrada a la crítica y no le tengo miedo, pero sí invito a las personas a que antes de juzgar tan sólo hojeen el libro, puede que se lleven una gran sorpresa. Por lo menos hasta el momento me han llegado muchas buenas críticas a mis redes sociales de personas que ya lo hicieron .

El internet es una distracción

En cuanto a las plataformas de lectura digitales, su opinión es que son una distracción. Yo creo que es una distracción, sinceramente; sí ayuda y hay mucha gente fascinada con esto. Pero todos los blogs y reseñas para mí sí han bajado bastante mi concentración. Soy una persona que cree que es mejor consultar las cosas en bibliotecas y en libros físicos. Se me hace muy triste que ahora todo el tiempo, y me incluyo, verme tan apegada a un aparato. Tengo 36 años, me tocó todavía las máquinas de escribir y el esfuerzo de buscar información. Si yo hubiera sido una adolescente con Internet no hubiera aprendido ni hecho nada.

Tengo que hacer otro disco y seguir escribiendo. Toda la vida lo he hecho; espero seguir publicando .