El primer desfile de esta temporada, en Sao Paulo, rindió un homenaje a las dos grandes pasiones de los anfitriones de la próxima Copa del Mundo, la samba y el fútbol. AFP. AP y REUTERS