Este año fue el 48 aniversario de la masacre de Tatelolco, donde soldados parapetados en los edificios cercanos a la Plaza de Tlatelolco dispararon sobre estudiantes que se manifestaban, matando a un número indeterminado hasta ahora. Aunque la marcha anual suele estar marcada por la violencia, en esta ocasión no fue así, pero estuvo marcada en un contexto en el que estudiantes de escuelas para formación de maestros rurales se han enfrentado a las autoridades con bloqueos de carreteras, quema de vehículos y el secuestro de un policía en el estado de Michoacán, todo con el fin de exigir plazas de empleo como maestros.