La directiva de Netflix en México se reunió con el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para tratar el tema del tráfico de datos. Es la primera vez que Netflix se reúne con el regulador mexicano de las telecomunicaciones y el tema de la entrevista por videoconferencia que tuvo lugar el 16 de julio pasado fue el tráfico de datos, un asunto central en la discusión alrededor del principio de neutralidad de la red.

De acuerdo con el registro de entrevistas de comisionados del IFT con agentes económicos, por parte de Netflix acudieron a la cita virtual Paula Pinha, directora de Políticas Públicas para América Latina; Mariana Santos, directora de Políticas Públicas para México; Gina Haspilaire, OpenConnect Partner Engagement; Josh Korn y Flavio Amaral, del área de Tecnología y los consultores Martín Vivanco y Alejandra Arreola.

Del lado del IFT, estuvieron presentes los seis comisionados que actualmente integran el pleno, incluido el comisionado presidente interino Adolfo Cuevas, así como 29 funcionarios involucrados en áreas como desarrollo digital y política regulatoria, competencia económica, telecomunicaciones y radiodifusión; además de asesores y asistentes de los comisionados del pleno. La reunión duró 47 minutos y fue por videoconferencia.

Al ser un servicio Over the Top, Netflix aprovecha la infraestructura de internet para distribuir contenidos directamente a sus suscriptores. El tamaño de los paquetes de información que suponen estos contenidos ha ocasionado que los operadores de telecomunicaciones que ofrecen servicios de internet muestren su descontento por la cantidad de ancho de banda que deben destinar al tráfico de datos que generan servicios como esta plataforma.

De acuerdo con la Ley Federal de Telecomunicaciones, el IFT es el órgano responsable de generar una política de gestión de tráfico de datos para el internet en México. Esta política debe contemplar el principio de neutralidad de la red, por el que los operadores de telecomunicaciones están impedidos para obstruir, interferir, inspeccionar, filtrar o discriminar contenidos, aplicaciones o servicios; además de que les permite implementar medidas de gestión de tráfico, siempre que esto “no no constituya una práctica contraria a la sana competencia y libre concurrencia”, según el artículo 145° de la Ley Federal de Telecomunicaciones de 2014.

Netflix se reunió con el regulador un día después de que finalizó la consulta pública sobre el  “Anteproyecto de Lineamientos para la gestión de tráfico y administración de red a que deberán sujetarse los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a Internet”. Con la consulta, que inició en diciembre del 2019 y cuyo plazo se extendió por varios meses a causa de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19, el regulador busca cumplir con la obligación de generar los lineamientos de carácter general que protejan el principio de neutralidad de la red que mandata la regulación en la materia.

En su propuesta de anteproyecto, el instituto plantea que estarán autorizadas aquellas políticas de gestión de tráfico que, de forma temporal, “resulten en la limitación, degradación  restricción, discriminación, obstrucción, interferencia, filtrado o bloqueo del acceso a contenidos, aplicaciones o servicios a los usuarios finales”, bajo ciertas condiciones, como una amenaza a la seguridad nacional, una congestión excepcional y temporal de la red o a petición expresa de una autoridad competente. Varias de estas medidas han sido criticadas por diversas organizaciones de la sociedad civil que las ven como contrarias al principio de neutralidad de la red.

La reunión con el IFT también puede ser una señal de lo que, de acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMDI) Jorge Bravo, debe ser un camino a tomar por la plataforma en México: impulsar la penetración de banda ancha.

“Algo que no ha hecho Netflix pero que debería de hacer, sobre todo en regiones como América Latina: impulsar el cierre de la brecha digital, la adopción de tecnología como computadoras, televisores inteligentes y dispositivos móviles e impulsar el aumento de la velocidad de internet, que no sólo le va a ayudar a ella sino a todo el entorno digital”, dijo.

De acuerdo con la plataforma Comparitech, Netflix tiene 7 millones 409,071 usuarios en México, lo que coloca al país como el cuarto mercado con más usuarios de la plataforma de streaming en el mundo, después de Estados Unidos, Brasil y Reino Unido, y por encima de naciones como Francia, Canadá, Alemania. En cuanto a las preferencias de los usuarios, Netflix detenta un tercio de la cuota de mercado frente a competidores como Amazon Prime Video, con alrededor de 20% del mercado y HBO GO y Claro Video, ambas con menos de 15% de cuota de mercado.

En enero pasado, El Economista dio a conocer que representantes de Facebook se habían reunido con la plana mayor del IFT para abordar también los lineamientos de neutralidad de la red.

El Economista consultó a Netflix para conocer más detalles acerca de la reunión, pero no hubo respuesta inmediata al respecto por parte de la compañía.

[email protected]

kg