Carlos Slim Domit, presidente del consejo de administración de América Móvil, planteó una discusión más amplia del concepto de la neutralidad de la red, en el que los accesos a las aplicaciones de educación, cultura, información o sanidad sean neutrales para todos, pero allí donde exista la oportunidad de hacer negocio, que se finquen acuerdos comerciales entre las distintas empresas del sector para generar flujos de inversión y mejoría de precios para el consumidor, sean las partes interesadas operadores de red o empresas de Internet.

El planteamiento del empresario se sustenta en que el 75% del tráfico que viaja por las redes de sus compañías, como Telcel, Claro, Telmex y Telnor, es generado por la demanda de los usuarios por aplicaciones Netflix, Facebook o Google, entre otros OTT. Por ello, Slim Domit propuso una política más definida sobre flexibilidad en la gestión del tráfico que viaja por las redes de telecomunicaciones.

Slim Domit animó a repensar la neutralidad de la red más allá del blanco y negro, porque a su consideración en México, los actores interesados, entre compañías, gobiernos y organizaciones civiles, se decantan por el sí o por un no a la neutralidad. El empresario asintió que adelantos tecnológicos como redes de comunicación 5G o aplicaciones en la nube y otras de súper cómputo implicarán una discusión de modo más profundo respecto a la neutralidad de la red.

“La neutralidad de la red es un concepto que ha estado siempre a discusión y ha tendido a verse como un sí o como un no; que existe o no existe. Lo que pensamos es que la neutralidad de la red debe entenderse en distintas formas: todo lo que es generar inclusión como conceptos de salud, educación, cultura o información, debe viajar neutral por las redes, pero donde se hace negocio deben existir acuerdos comerciales para con ellos poder bajar los precios, porque la neutralidad de la red la pagan los usuarios”, dijo Slim Domit.

El consumo de tráfico se duplica cada seis meses en México y ello obliga a disponer de cuantiosas inversiones para soportar la demanda y al mismo tiempo para ampliar la cobertura de red y estar al día con la actualización tecnológica de las redes, estimó el empresario, en tanto que las empresas de Internet resultan más beneficiadas con el valor económico que se genera por el consumo de ancho de banda.

Los comentarios del jefe de América Móvil durante el foro digital Latam Digital Now, organizado esta mañana por la firma DPL Group, ocurren cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones mantiene abierta una consulta pública abierta para que los interesados en la neutralidad de la red manifiesten su posición respecto a este asunto.

Carlos Slim Domit insistió de nuevo en la apertura del mercado de la televisión para sus empresas, explícitamente vedada para Telmex, y seguidamente manifestó además que el sector pide un replanteamiento de las cargas impositivas y regulatorias para la colocación de bandas radioeléctricas en el mercado, porque su oneroso costo también inhibe la inversión.

“Si nos imagináramos esta pandemia (de coronavirus Covid-19) sin herramientas tecnológicas y de conectividad, sería algo que no alcanzaríamos a dimensionar. Esto ha sido posible gracias a las inversiones que se han realizado durante muchos años, por ello es fundamental que la regulación contemple quitar todas aquellas limitaciones que inhiben la inversión y enfocarse en las limitaciones de participación de mercado, que lo único que han llevado es a reducir la inversión en la cobertura tan necesaria para nuestras sociedades”, indicó el empresario.

“Es fundamental la convergencia y competencia absolutas en todos los servicios. Hoy existe en todas la redes fijas y móviles de América Latina y desafortunadamente hoy existe en la TV de paga para darle a toda la sociedad un acceso en mejores condiciones”, dijo Slim Domit.