Tres representantes de Facebook se entrevistaron con la plana mayor del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) hace una semana. El tema a discusión en esta reunión fueron los lineamientos de neutralidad de la red, un principio del que Facebook está entre los principales beneficiarios, al mismo tiempo que aprovecha los huecos en las regulaciones sobre esta materia para incluir a sus aplicaciones entre las favoritas de los paquetes de zero-rating, en los que los operadores ofrecen datos gratuitos para el uso de ciertas apps, lo que para muchos viola el principio de neutralidad de la red.

De acuerdo con el registro de entrevistas de comisionados del IFT con agentes económicos con folio 2020-01-23-SP-1710-1, la reunión, que abordó el proceso de consulta del “Anteproyecto de lineamientos para la gestión de tráfico y administración de red a que deberán sujetarse los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a Internet”, comúnmente conocidos como Lineamientos de Neutralidad de la Red, tuvo lugar en las instalaciones del instituto el 23 de enero pasado entre las 5:10 y las 6:30 de la tarde y en ella estuvieron directivos de alto nivel de Facebook tanto para México, como para América Latina y varios comisionados del ente regulador.

Por parte de Facebook se presentaron Benjamín Bartlett, director Global de Políticas Públicas para la Conectividad de Servicios de Operadores; Lester Benito García Olvera, jefe de Políticas Públicas para la Conectividad en América Latina y Sebastián Kaplan, gerente de Políticas Públicas y Conectividad.

Del lado del IFT estuvieron el comisionado presidente Gabriel Contreras, los comisionados Ramiro Camacho, Mario Fromow Rangel, Adolfo Cuevas, Arturo Robles y Sóstenes Díaz; así como David Gorra Flota, secretario técnico del Pleno; Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico; Rafael Eslava Herrada, titular de la Unidad de Concesiones y Servicios; Carlos Silva Ramírez, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos; Luis Fernando Rosas Yáñez, coordinador general de Mejora Regulatoria; Lorely Ochoa Moncivais, directora general de Desarrollo de las Telecomunicaciones y la Radiodifusión de la Unidad de Política Regulatoria, entre varios más.

¿Cuál es la postura de Facebook sobre la neutralidad de la red?

Aunque aún no se conocen los detalles de esta reunión entre Facebook y el IFT es posible deducir los términos en los que se debatió sobre los lineamientos de neutralidad de la red, el principio según el cual los proveedores de servicios de internet y los gobiernos deben garantizar que todos los contenidos sean tratados por igual cuando son transmitidos a través de internet.

En el discurso, Facebook siempre ha mantenido una postura a favor de la neutralidad de la red. Cuando en 2017, el presidente Donald Trump inició con sus planes para dar marcha atrás a la regulación estadounidense en esta materia, Facebook se unió a Google y a otras muchas empresas y organizaciones que apelaron esta medida de la Comisión Federal de Comunicaciones, el regulador en aquel país, que al final desechó la ley sobre neutralidad de la red estadounidense.

Para Jorge Bravo, Facebook está entre las empresas ganadoras de la neutralidad de la red. De acuerdo con el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM,) al igual que en el caso de otros servicios como Netflix y Google, la operación de Facebook requiere que quienes ofrecen el servicio de internet se aseguren de que ningún contenido puede contar con privilegios frente a sus pares, es decir frente a otros contenidos del mismo tipo (audio, texto, video) y del mismo tamaño.

“La neutralidad de la red es un principio que a las que más les conviene es a las empresas y plataformas de internet, son las que más lo defienden y son las que muestran más interes por este tema”, dijo Bravo en entrevista.

El anteproyecto de los lineamientos de neutralidad de la red, que el IFT tardó cinco años en poner a consulta, después de la reforma a la Ley de Telecomunicaciones de 2014, ha generado rechazo entre organizaciones de la sociedad civil, como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), y entre el público interesado, debido sobre todo a dos propuestas:

Que los operadores puedan ofrecer servicios diferenciados o especializados, es decir que pueden patrocinar el costo que genere el consumo de ciertos contenidos, aplicaciones o servicios específicos por parte del usuario final, una práctica usual por parte de los operadores conocida como zero-rating.

Que los proveedores de servicios de internet puedan bloquear, de manera temporal, el acceso a contenidos, aplicaciones o servicios a los usuarios finales, cuando se presenten ciertas condiciones o a petición expresa de la autoridad competente o del usuario final, una medida conocida como kill switch.

De acuerdo con Bravo, Facebook pudo haber acudido al regulador para defender el principio de neutralidad de la red y sobre todo para afirmarse en contra de la propuesta de bloquear el acceso a contenidos para los usuarios finales.

“Ellos van a seguir defendiendo que los operadores de telecomunicaciones no administren la velocidad de internet y también que ninguna autoridad no identificada pueda cerrar, bloquear o limitar cualquier aplicación”, dijo Bravo.

Free Basics y Zero Rating

Pese a la postura pública que Facebook ha mantenido acerca de la neutralidad de la red, en la práctica, la compañía ha generado alianzas comerciales e iniciativas que ponen a prueba los límites del concepto de neutralidad de la red. La inclusión de Facebook, Facebook Messenger, Whatsapp e Instagram en la oferta de paquetes de zero-rating por parte de los operadores o la iniciativa Free Basics, con la que un usuario sin datos de conexión podía acceder a 40 sitios de internet, entre los que se encontraban Facebook y Wikipedia hacen dudar de la definición con la que Facebook aborda la neutralidad de la red.

“Aquí es donde entran las contradicciones, porque a la vez que quieren una internet abierta, ellos están dispuestos a hacer acuerdos comerciales con los operadores para que sus aplicaciones puedan estar en los dispositivos móviles y puedan ofrecerlas sin costo”, dijo Bravo.

El investigador puso en duda el hecho de que este tipo de alianzas afecten la neutralidad de la red, debido a que no limitan el acceso de los usuarios a otras aplicaciones ni privilegian la velocidad con la que cualquier aplicación debe operar. “Facebook seguramente defendió la libertad comercial de hacer este tipo de acuerdos, siempre y cuando no afecte a otras aplicaciones”, dijo Bravo y agregó que los ingresos generados por estos acuerdos comerciales son incentivos para la inversión en infraestructura de telecomunicaciones.

La propuesta del IFT regula actividades comerciales que se encuentran normalizadas entre los operadores de telecomunicaciones, las plataformas de internet y los usuarios. Para algunos esto puede significar un retroceso en cuanto a las libertades de los usuarios de la red de redes, una neutralidad de la red a medias; para otros, como Bravo, supone dar claridad y transparencia a alianzas que pueden incentivar la inversión en infraestructura. El hecho es que el IFT tardó cinco años en animarse a discutir sobre este tema del que hasta Facebook quiere hablar.

El Economista contactó a Facebook para conocer los detalles de la reunión con el regulador, pero hasta el momento de esta publicación la compañía no había emitido una respuesta.

[email protected]

kg