Es necesario aumentar la participación femenina en la industria de las tecnologías de la información y comunicación (TICs) no sólo por justicia social sino también porque esto se traduce en un incremento de las capacidades y productividad dentro del sector, aseguró María Elena Estavillo Flores, integrante de la red de mujeres líderes Conectadas y ex comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En la conferencia Directrices para foros inclusivos, mencionó que el compromiso de Conectadas es aspirar a un 50/50 de hombres y mujeres en los paneles y las mesas de discusión especializadas sobre la industria de las TICs.

La Canieti (Cámara Nacional de la industria Electrónica, de Telecomunicaciones y de Tecnologías de la Información), anunció la adopción de este compromiso, que con similitudes con el del IFT, busca dar voz pública a las mujeres expertas en temas relacionados con la industria, y sobretodo dar acompañamiento a los organizadores de las mesas de discusión para promover la igualdad y diversidad entre participantes.

El compromiso incluye una guía de apoyo para la adopción de prácticas y métodos de igualdad en foros, paneles o congresos; además un directorio de mujeres especialistas en temas relacionados con la industria de las TICs.

Estas iniciativas como incentivo para que las instituciones de la industria que planeen un evento de discusión integren en el proceso de organización la perspectiva de género y cuenten con una base de mujeres capacitadas para participar, dijeron algunas de las integrantes de Conectadas.

En el compromiso también se establece que se negará la participación en eventos de debate sobre la industria que no tengan contemplada a al menos una mujer panelista, además de que cuando eso suceda se debe sugerir a los organizadores a alguna mujer que especialista que pueda unirse a la mesa.

Ana de Saracho O´Brien, integrante de esta red, comentó que con estas acciones se busca prevenir e inferir en las políticas de difusión de la industria y no entorpecerlas. Es decir, el negarse a asistir a mesas que no tengan mujeres participantes es una medida para que desde el inicio estos eventos se organicen con perspectiva de género, que incluyan a mujeres, no para afectar la discusión.

¿Por qué importa aumentar la participación femenina?

La igualdad de género, especialmente en la industria de las TICs, tiene un largo camino por recorrer, por lo que deben crearse iniciativas que impulsen y aceleren el proceso para lograr la paridad entre mujeres y hombres.

La equidad no sólo es importante porque es un tema de agenda mundial, sino porque la participación de las mujeres aporta una óptica diversa para la toma de decisiones y la diversidad es necesaria para el desarrollo de la industria, dijo Estavillo Flores.

Además de los beneficios particulares que trae la inclusión de género al sector de las tecnologías y telecomunicaciones, el dar voz pública a las mujeres también tiene efectos sociales.

La lucha de la igualdad entre mujeres y hombres tiene entre sus objetivos alzar la voz femenina en espacios académicos o profesionales para balancear las relaciones públicas o de poder y el hecho de que más mujeres sean vistas y escuchadas en los debates o discusiones especializadas puede tener efectos positivos en los niveles de violencia o discriminación de género, dijo Adriana Labardini, también integrante de Conectadas.

Algunas integrantes de esta red de mujeres especialistas en la industria de las TICs enfatizaron también en la necesidad de visibilizar no sólo las disparidades y retos que enfrentan las mujeres dentro del sector sino ir más allá: visibilizarlas a ellas mismas, sus capacidades, sus opiniones y su trabajo como expertas de la industria.

ana.garcia@eleconomista.mx