Entre los argumentos que esgrimen Uber, Mercado Libre, Airbnb, y otras compañías digitales para rechazar las modificaciones a la Ley del Impuesto al Valor Agregado y la del Impuesto sobre la Renta que propuso la Secretaría de Hacienda, destaca la cantidad de información sobre sus usuarios que estarán obligadas a entregar a las autoridades hacendarias.

En caso de que no se modifique ningún elemento de la propuesta hecha por el Ejecutivo en materia de economía digital, estos negocios digitales tendrán que entregar hasta ocho datos distintos, que van del nombre de la persona física que realiza la actividad, su domicilio fiscal y, en el caso de aplicaciones de hospedaje, como Airbnb, la dirección del inmueble que se renta y número predial de la propiedad. Según la propuesta, esta información tendrá que entregarse de forma mensual “a más tardar el día 10 del mes siguiente del que se trate”.

La iniciativa también obliga a que los datos entregados estén de conformidad con “las reglas de carácter general que para tal efecto emita el Servicio de Administración Tributaria (SAT)”, cuya expedición por parte de la autoridad tributaria tiene como fecha límite marzo del 2020, lo que también ha sido atacado por las compañías digitales, pues tendrían que hacer las modificaciones necesarias en sus sistemas para recabar la información en tan solo un mes, antes del 1 de abril, cuando la nueva regulación debe ser implementada.   

 

Esta es la información que tendrán que entregar las empresas digitales al SAT si se aprueba tal y como está la propuesta de Paquete Económico del gobierno federal en materia de economía digital:

  1. Nombre completo o razón social
  2. Clave en el registro federal de contribuyentes
  3. Clave única de registro de población
  4. Domicilio fiscal
  5. Institución financiera y clave interbancaria estandarizada en la cual se reciben los depósitos de los pagos
  6. Monto de las operaciones celebradas con su intermediación durante el periodo de que se trate, por cada enajenante de bienes, prestador de servicios u otorgante del uso o goce temporal de bienes.

    Tratándose de servicios de hospedaje:

     

  7. La dirección del inmueble
  8. El número predial de la propiedad

Requerimientos de información, excesivos

Además de otro tipo de reclamos a la regulación propuesta, entre los que se cuenta la petición por un sistema más simplificado para compartir la información; la modificación del esquema de retención del Impuesto sobre la Renta para los vendedores, conductores y anfitriones, y la eliminación de la sanción por no registrarse ante el SAT, las empresas digitales han argumentado que la obligación de entregar esta información resulta excesiva.

La principal razón de este argumento es que los servicios que ofrecen las empresas a través de sus plataformas no requieren la recolección de la mayoría de los datos que las autoridades piden. Las consecuencias, han advertido, serían el tener que aplicar una actualización de sus sistemas de cumplimiento, que tendría que incluir la toma de medidas de seguridad adicionales para proteger dicha información.       

Durante la conferencia de prensa convocada por la Asociación Latinoamericana de Internet (Alai) el lunes 14 de octubre, hubo consenso entre las compañías acerca de que la información que requiere la autoridad en su propuesta no concuerda con los requerimientos de operación de sus negocios. Google, Mercado Libre y Airbnb dijeron que no cuentan con la información que solicita la autoridad en la propuesta porque no la requieren para operar.

El rechazo de las empresas digitales ha llegado ya a los más altos niveles del gobierno de Estados Unidos. Un grupo de asociaciones de la industria tecnológica y de telecomunicaciones enviaró una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo; al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; al representante comercial de Estados Unidos, Robert E. Lighthizer, y al principal asesor económico de Donald Trump, Larry Kudlow en la que expresan su inconformidad con la regulación propuesta.

La cuestión de la información que las compañías deben entregar a las autoridades es abordada en la misiva, la cual refiere que “el gobierno busca exigir a las compañías no residentes que brinden servicios digitales a clientes en México mantener un registro y compartir información potencialmente confidencial”. En este caso, continúa la carta, “las empresas solo deberían proporcionar documentación simple y clara que proporcione un resumen de las ventas y los impuestos recaudados, sin revelar información confidencial del cliente”.

[email protected]