Un tribunal holandés ordenó este miércoles el procesamiento del director general del gigante bancario suizo UBS, Ralph Hamers, por lavado de dinero cuando era responsable del banco holandés ING.

El tribunal de apelaciones dijo en un comunicado que Hamers era el supervisor de facto de los delitos cometidos por ING, que en 2018 fue multado con 775 millones de euros (unos 940 millones de dólares) por las autoridades holandesas por negligencia en la lucha contra el blanqueo de dinero.

Hamers se sumó a UBS en septiembre antes de asumir en noviembre sus funciones de director general del banco suizo. UBS lo describió entonces como el "buen director general para guiar a nuestra sociedad hacia la próxima etapa".

El tribunal de apelaciones estimó en una declaración que hay "bastantes elementos para encausar" al exdirectivo del banco holandés, que era "supervisor de facto de los delitos cometidos por ING"