Luego de que la reforma financiera permitiera a las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes ENR) ser supervisadas voluntariamente en materia prudencial por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), este tipo de entidades todavía no ve claro los beneficios que implique ser sujetas a una supervisión más estricta.

En la actualidad las sofomes ENR sólo están supervisadas por la CNBV en materia de prevención de lavado de dinero y por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), respecto a la transparencia en sus contratos; sin embargo, con la reforma financiera, pueden transformarse a una sofom regulada.

Esto implicaría que la CNBV la supervise en materia prudencial, no sólo para la prevención de lavado de dinero, es decir, que su cartera crediticia tenga una calificación, que constituya estimaciones preventivas por riesgo crediticio, que revele y que presente su información financiera verificada por auditores externos.

Para Chemaya Mizrahi, presidente de la Asociación de Sofomes en México (Asofom), todo este proceso de transformación implica un costo para la institución demasiado alto y todavía no se ven claros los beneficios que implique esta conversión.

Honestamente, no vemos un interés muy importante en los socios de Asofom para hacerse regulados porque no tenemos el incentivo muy claro de para qué hacerlo , explicó el presidente de la Asofom.

Agregó que la decisión de pasar de ser una sofom ENR a una entidad regulada implica un costo importante. En el escrutinio que tenemos como sofomes no reguladas, eso significa una supervisión estricta, pero, como sofomes reguladas, en términos prudenciales, preocupa el costo (de la transformación) .

Hace algunos días Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV, consideró que el que una sofom sea regulada tiene sus ventajas; sin embargo, no mencionó cuáles serían los beneficios para que se apeguen a otro proceso de supervisión más estricto.

Las sofomes que voluntariamente se quieran hacer reguladas lo podrán hacer mediante el esquema que tenemos en la CNBV , expresó González Aguadé ante representantes de sofomes.

Asimismo, Chemaya Mizrahi indicó que se trabaja con la CNBV para conocer a detalle los beneficios y lo que representa transformarse en una entidad regulada.

Quisiera ver a una CNBV más clara de por qué deberíamos de empezar a pasarnos a una entidad regulada. Apenas sacaron las reglas para la regulación voluntaria .

Fondeo, el primer beneficio

Para Antonio Nava, socio del despacho NM Asociados, uno de los beneficios que se han identificado para las sofomes que se transformen en entidades reguladas es que éstas pueden acceder a un fondeo con mejores características.

Tiene algunas ventajas, si una sofom independiente evoluciona a una sofom regulada, de entrada, ante terceros tiene una mejor imagen, ante fondeadores tiene una mejor imagen porque está regulada y supervisada por la CNBV , explicó.

Al respecto, Mizrahi Fernández coincidió con Nava en que el beneficio más claro hasta el momento para las sofomes es en la parte del fondeo, en específico, de las fuentes internacionales que están dispuestas a fondear a estos intermediarios.

Si un banco de desarrollo internacional ve que una entidad es regulada, hay más apertura. Ese sería el incentivo, creo que la CNBV nos tiene que aclarar cuáles serían obligaciones y derechos , abundó.

Además de las sofomes, también aquellas que tengan vínculos patrimoniales con alguna entidad regulada (banco, cooperativas, financieras populares o uniones de crédito) tienen que regularse de manera obligatoria.

Datos de la Condusef arrojan que existen apenas 42 sofomes reguladas y 1,363 que se consideran ENR.