La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) confía en que las recientes modificaciones en materia regulatoria, que permiten la apertura remota de cuentas en las casas de bolsa, sean un catalizador para incrementar el número de inversionistas, lo mismo que en los fondos de inversión.

Durante la inauguración de la Convención de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), el presidente el órgano regulador, Juan Pablo Graf, explicó que la experiencia reciente ha mostrado que existe apetito de inversionistas, en su mayoría jóvenes, por acceder a cuentas de inversión de bajos montos, pero con operaciones completamente digitales, con la expectativa de obtener rendimientos atractivos.

“Se espera que este nuevo régimen haga más eficiente los procesos de contratación de clientes”, dijo Graf, pero aclaró que este tipo de alternativas deben apegarse en todo momento a la regulación.

Puntualizó que aquí básicamente lo que se hizo fue homologar la regulación en materia de casas de bolsa con la de los bancos, con lo que se agiliza la apertura de cuentas por la vía remota para transacciones menores.

“Las modificaciones en materia de contratación remota, vigentes a partir del pasado 10 de septiembre, se llevaron a cabo aprovechando las ventajas que brindan los avances tecnológicos, y en respuesta a los riesgos que representaba la contratación presencial en el contexto de la pandemia”, detalló.

Agregó que las casas de bolsa sólo requerirán avisar a la CNBV para la contratación no presencial de sus clientes, siempre que la suma de las operaciones de los clientes no exceda las 30,000 Udis en el transcurso de un mes calendario, y apliquen mecanismos tecnológicos de identificación, grabación con imagen y sonido, y verificación de la información biométrica con los registros del Instituto Nacional Electoral (INE) o de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En el caso de las entidades que deseen contar con un mecanismo de contratación de manera no presencial con clientes que tengan una transaccionalidad superior a las 30,000 Udis, deberán solicitar autorización de dicho mecanismo ante la comisión.

Fondos de inversión no se han quedado atrás

Juan Pablo Graf resaltó que durante la pandemia de Covid-19, la capacidad de modernizarse y adaptarse ha sido de vital importancia en la nueva realidad, y los fondos de inversión no se han quedado atrás.

“Hemos observado cómo algunas entidades han comenzado a explorar la migración de algunas de sus cuestiones operativas físicas a una versión digital. Existe un grupo de entidades que buscan implementar o que ya han implementado la celebración de contratos con sus clientes, a través de dispositivos de forma no presencial”, señaló.

En este sentido, subrayó que, de manera similar a los cambios implementados para casas de bolsa para realizar la contratación no presencial, existe la posibilidad de que las entidades no requieran autorización de la CNBV.

“Como autoridad, esperamos que este cambio tenga como resultado, en el mediano plazo, un incremento en el número de cuentas de personas que invierten en fondos de inversión”, puntualizó.

Adelantó que, en el sector de fondos de inversión, vienen otros cambios como una ampliación del periodo de revelación de cartera para prevenir la posibilidad de que las estrategias puedan ser replicadas; y la posibilidad de que los inversionistas lleven sus acciones de una distribuidora a otra cuando así lo decidan, entre otros.

Distribución de fondos mexicanos en el extranjero

De igual forma, el presidente de la CNBV dijo que se ha comenzado a explorar la distribución de fondos de inversión mexicanos en el extranjero, lo que, dijo, sería un evento muy prometedor porque aunque esta actividad estaba prevista, no había sido implementada por falta de apetito de estos.

“De esta forma la reciente demanda de fondos mexicanos en otros países, permite la apertura de las fronteras, y esperamos que esto genere en el mediano y largo plazos el crecimiento de los activos administrados en el país”, expuso.

Han surgido ofertas no autorizadas

Pero a la par de estos beneficios, Juan Pablo Graf señaló algunos riesgos, pues a través de plataformas tecnológicas y redes sociales, han surgido ofertas de inversión no autorizadas, mismas que representan un riesgo elevado para los ahorradores al no estar sujetas a regulación alguna ni contemplan un marco de protección para las personas que contratan.

“La comisión ha actuado y continuará haciéndolo contra las entidades que actúan al margen de la ley”, subrayó.

Finalmente, el funcionario destacó que en lo que va de la pandemia, el sector bursátil ha sido resiliente, y su recuperación está en marcha, por lo que las autoridades financieras y el gremio han hecho mancuerna para actualizar la regulación a la nueva realidad.

“Desde la comisión vemos al mercado de valores como un pilar fundamental no sólo para el crecimiento económico, creemos que el desarrollo del sector será fuerte”, concluyó.

 

eduardo.juarez@eleconomista.mx

kg