La sociedad financiera popular (sofipo) Crediclub aseguró que se superaron los efectos negativos de la pandemia y en el 2021 espera retomar sus planes de crecimiento, especialmente en ciertos segmentos que se han visto afectados dentro del ecosistema financiero, como la cartera al consumo.

Durante la conferencia de presentación de resultados de la sofipo al cierre del primer semestre del 2021, Juan Francisco Fernández, director general de Crediclub, destacó que al finalizar la primera parte del año, esta entidad cuenta con una posición sólida en materia de solvencia, luego de haber superado la fase de los criterios contables especiales otorgados por la autoridad a este tipo de entidades, con el fin de apoyar a sus clientes afectados por el impacto económico de la pandemia.

“Estamos en una excelente posición financiera, con una liquidez histórica, una morosidad en nuestro balance en niveles mínimos, una fortaleza de capitalización muy alta, una rentabilidad bastante destacada y listos para retomar los proyectos de crecimiento”, acotó Fernández.

Al cierre  del primer semestre del 2021, Crediclub contaba con un saldo en su cartera de crédito de 1,683 millones de pesos, es decir, cerca de 250 millones de pesos más que en el mismo periodo del 2020, con un índice de morosidad de 0.9%, luego de que en el primer trimestre del año este indicador se ubicara en 4.3 por ciento.

“En marzo de este año había una parte de cartera reestructurada, al amparo de los criterios contables especiales, que cayó en cartera vencida. Esos créditos ya fueron absorbidos en su totalidad en nuestros resultados y ya fueron castigados”, destacó Fernández.

Actualmente, Crediclub cuenta con más de 400,000 clientes, a los que atiende, en su mayoría, con microcrédito y financiamiento productivo; sin embargo, pese a una reducción los préstamos al consumo, que representan apenas 1% de su balance, esta entidad ve una oportunidad en dicho segmento.

“En el caso de nosotros, el financiamiento al consumo es una cartera cercana a 1% de nuestro balance y efectivamente ha sufrido una pequeña pérdida y en nuestro caso fue por bajar el impulso a ese tipo de créditos, pero no vimos un emproblemamiento especial, de hecho vemos oportunidades importantes para crecer en esa parte”, acotó el directivo de Crediclub.

En el sector de las sofipos, compuesto por 38 entidades en operación, el financiamiento al consumo va en picada. Según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a mayo pasado este tipo de cartera se ubicó en 9,926 millones de pesos, es decir, una contracción anual real de 18.9 por ciento.

La figura adecuada

Hace algunos meses, Crediclub presentó su billetera electrónica, con el fin de otorgar a sus clientes más opciones en materia de herramientas digitales. Cuestionado sobre si la entidad podría buscar una licencia para operar bajo la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o Ley Fintech, Fernández apuntó que la licencia de sofipo le da a esta entidad las opciones suficientes para atender a su clientela.

“La licencia actual de sofipo tiene la facultad regulatoria, nos permite hacer todas las cosas que queremos hacer”, acotó Fernández.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx