Scotiabank México quiere seguir creciendo en la parte del crédito donde hoy, de acuerdo con su director general, Adrián Otero, tiene 8% de participación de mercado.

En reunión virtual con medios, el banquero destacó que pese a lo complicada que fue la pandemia, esta institución ya registra crecimientos en prácticamente todos los segmentos, incluido el portafolio de empresas, aunque mencionó que la cartera que ha mostrado un mayor dinamismo es la de vivienda.

“Septiembre y octubre fueron de muy buenos crecimientos y en especial para nosotros, prácticamente en todos los segmentos ya estamos con un crecimiento positivo. Eso nos marca una buena tendencia”, señaló.

Destacó que incluso en empresas ya se ve una reactivación del crédito, mientras que en el financiamiento para autos, pese al problema de la cadena de suministros, ha tenido un buen comportamiento, sobre todo para adquisición de unidades seminuevas.

Ganar más mercado, el objetivo

Adrián Otero subrayó que el principal objetivo del banco es ganar una mayor cuota de mercado como lo ha venido haciendo año tras año, y para el 2022 la estimación es crecer, al menos, un dígito la colocación, pero buscando el doble.

“Porque es muy importante en el desarrollo y para apoyar la reactivación, y nuestro objetivo es seguir creciendo y ganando cuota de mercado como lo estamos haciendo”, puntualizó.

Agregó: “vamos a empezar (el 2022) con un gran momento en crecimiento de crédito, con muy buena actividad; traemos muy buen pipeline, y al final del día nuestro objetivo es crecer”.

Tema de la inflación es crucial

El director del banco de origen canadiense reconoció que hay variables que no pueden controlar, como es el caso del entorno económico, pero resaltó que algunas ventajas para seguir con el crecimiento del crédito es el bajo nivel de bancarización que prevalece en el país y el bono demográfico.

“Mucha gente joven que está muy echada para adelante y que también necesita esa parte del financiamiento (…) Y la parte económica es uno de los factores que estaremos viendo muy de cerca, principalmente todo lo relacionado con la inflación”, dijo.

Consideró que esta parte podría incidir en el costo del crédito, aunque precisó que si éste se encarece de forma importante, incidiría en la demanda, por lo que los bancos deben buscar un equilibrio para que siga colocándose el financiamiento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx