Banco Santander y Fibra Uno lograron una alianza para que el banco instale kioskos, un tipo de "mini sucursales", en los centros comerciales operados por este fideicomiso. Con ello, se busca acercar los servicios financieros a más mexicanos.

Ambas instituciones detallaron que se trata de la instalación de 50 módulos con características únicas en centros comerciales, los cuales contarán con un ejecutivo presente, incluso los sábados y domingos, dependiendo de la dinámica del lugar en que estén ubicados, además de cajeros automáticos tradicionales y algunos de última generación.

Estos últimos tendrán también, funcionamiento de ventanilla bancaria, de acuerdo con información del banco.

Algunos de los centros comerciales que opera Fibra Uno en la Ciudad de México son: Patio Santa Fe, Patio Revolución, Patio Universidad, Patio Clavería y Pabellón  Cuauhtémoc, por mencionar sólo algunos.

Foto EE: Cortesía Santander
Foto EE: Cortesía Santander

Tanto Santander como Fibra Uno, detallaron que con estos módulos, se ampliarán los servicios bancarios en 33 ciudades de 19 estados de la República Mexicana, con un potencial para atender hasta 8.4 millones de usuarios al año.

“Esta alianza resulta estratégica, porque además de sumar a nuestros proyecto de ampliar nuestros servicios en diversos puntos del país, nos permite presentar una propuesta de valor innovadora que mejorará la experiencia de nuestros clientes”, expuso Ángel Rivera, vicepresidente comercial de Banco Santander México.

En tanto, Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno, destacó que se siga fortaleciendo la relación comercial entre estas dos empresas líderes en sus giros.

“Estamos seguros que Banco Santander México seguirá capitalizando una de las principales ventajas competitivas de Fibra Uno, que es la ubicación estratégica de todos sus inmuebles”, detalló.

Banco Santander México es uno de los principales bancos de los que operan en México, y justo este año termina con una inversión que anunció a finales del 2016, por un monto de 15,000 millones de pesos. Parte de esta inversión, de acuerdo con directivos de la institución, es precisamente para remodelación e instalación de nuevas sucursales.

Hoy este banco tiene en México más de 1,390 sucursales y oficinas en todo el país, y atiende a más de 17 millones de clientes.