Al concluir el segundo trimestre del 2019, el total de primas emitidas por el sector afianzador ascendió a 5,471 millones de pesos, de los cuales 92.0% correspondió con fianzas directas, mientras que 8% restante se debió a primas tomadas por reafianzamiento. Las primas directas del sector reportaron un decremento real anual de -7.4% al cierre del segundo trimestre del 2019, respecto al cierre de junio del 2018. 

La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) aseguró que con lo que respecta a la operación de vida creció 7.2% en términos reales, en comparación con el segundo trimestre del 2018. La operación de accidentes y enfermedades registró un incremento real anual de 1.8%, mientras que los seguros de pensiones derivados de las leyes de seguridad social tuvieron un incremento real anual de 3.8 por ciento. 

Asimismo, la operación de daños experimentó un incremento de 13.5%, en términos reales. Al excluir de daños el ramo de automóviles, esta operación registró un incremento de 26.4 por ciento.

Finalmente, en lo que se refiere al comportamiento de los diferentes ramos que componen la operación de fianzas, el ramo de fianzas administrativas presentó decremento real de -12.9%, mientras que los ramos de fianzas de crédito, judiciales y fidelidad presentaron crecimientos de 18.4, 15.5 y 3.0%, respectivamente, en términos reales en comparación con los resultados del segundo trimestre del año anterior.

Finalmente se indica que el sector presentó un índice combinado de 72.3%, cifra superior en 6.3 pp a la reportada en el mismo periodo del 2018.

prevision@eleconomista.mx