Durante este 2019, en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) las licitaciones han ganado terreno para la adquisición de bienes y servicios y han tenido una mayor participación respecto al 2018.

Según cifras de la hipotecaria del Estado, de enero a octubre, el instituto realizó adquisiciones por 7,458 millones de pesos, de las cuales 50.1% fueron por contratos de licitación abierta, cuando en el 2018, el gasto por adquisiciones fue de 10,727 millones de pesos, donde la licitación sólo representó 17% y el resto fue adjudicación directa.

“El cambio hasta ahora se ha dado por la política de control de gastos, austeridad e impulso de la competencia económica implementada desde el inicio de esta administración”, detalló el Infonavit en un comunicado.

Para el Infonavit, este es el camino para ser más eficiente en el gasto del organismo y espera que la licitación sea un mecanismo de adquisiciones recurrente, pues el pasado 31 de octubre el Consejo de Administración del mismo aprobó la nueva política de compra del instituto.

El organismo, a cargo de Carlos Martínez, indicó que la nueva normativa busca eliminar procedimientos específicos de contratación y esquemas de renovación automática de los contratos.

“Además, se establece que antes de realizar cualquier solicitud de compra se debe hacer un estudio de necesidades, inventario y de mercado, para asegurar que el gasto se aplique en lo que se necesite y de forma eficiente”, explicó el Infonavit.

El organismo acotó que de enero a septiembre del 2019, se generarón ahorros por estos procesos del orden de los 3,270 millones de pesos, respecto al gasto que se realizó en el 2018.

“En general, estas políticas fortalecen el comité de adquisiciones de la institución, promueven la competencia económica, se simplifican los procedimientos de contratación, se acotan las excepciones al concurso abierto y se establece la figura de los contratos marco… generando ahorros y eficiencias que, en el caso del Infonavit, se traducen en beneficios para los trabajadores que tienen una cuenta en el instituto”, acotó la hipotecaria del Estado.

Recomendación de la Cofece

El Infonavit apuntó que durante el 2019, el organismo se ha apegado a mecanismos normativos de compra y adquisiciones de bienes y servicios de mayor transparencia, por ejemplo, un convenio que firmó con el Colegio del Notariado Mexicano, con el cual se abrió el padrón de notarios para que el organismo pueda trabajar con otros fedatarios del país y no sólo a los afiliados a dicho organismo.

“Como parte de la agenda en materia de competencia económica, y adoptando elementos de la recomendación OPN-002-2019 emitida por el pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), a petición de Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, se firmó el pasado 16 de octubre un convenio con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano”, acotó el instituto.

En abril pasado, la Cofece señaló las áreas de oportunidad que habría que mejorar al interior del Infonavit, con el fin de tener un gasto más eficiente y en beneficio de la competencia al interior del mismo.

El Infonavit en la actualidad administra más de 62 millones de subcuentas de vivienda equivalentes a 1.13 billones de pesos y es considerada la cuarta hipotecaria más grande del mundo.