La estrategia del nuevo gobierno de realizar compras consolidadas a través de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no es una ocurrencia, pues es una práctica que se realiza en diversos países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indicó Raquel Buenrostro, titular de la oficialía.

“Lo que estamos haciendo en este modelo de compras centralizadas no es una ocurrencia. Este modelo existe y es una de las mejores prácticas a nivel internacional. Son diferentes tipos de figura los que se manejan”, dijo en conferencia de prensa.

Detalló que estos modelos de compras consolidadas empezaron hace mucho tiempo, desde los 90 en Francia y en Inglaterra, y a medida que ha pasado el tiempo se ha perfeccionado esta forma de organizarse.

Para ello, ese viernes la Secretaría de Hacienda difundió la Estrategia Integral del Nuevo Sistema Nacional de Contrataciones Públicas. En el documento plantea que en algunos países, como Suecia, para realizar las compras consolidadas se cuenta con un órgano regulador que únicamente emite lineamientos para las compras, o bien, que países como España, Austria y Chile tienen un ente que compra absolutamente todo y se encarga de distribuirlo, de operarlo y de almacenarlo.

“En México no estamos pensando ni ser reguladores ni tampoco acaparar 100% de las compras, queremos un término intermedio”, insistió la Oficialía Mayor.

Los beneficios de tener compras consolidadas son que se pueden reducir precios, disminuir los costos transaccionales (a través de un solo procedimiento de licitación), permite ofrecer mayor certeza a las dependencias y entidades en los aspectos legales técnicos, económicos y contractuales.

Reconoció que, si bien no es una tarea fácil, en el sentido de que muchos países han tardado 10 y hasta 15 años en consolidar este modelo, “nosotros somos muy optimistas en el sentido de que como ya hay mucha experiencia acumulada podemos encontrar las mejores prácticas y acortar estos tiempos”.

Recordó que México está ubicado entre los países con mayores índices de corrupción y menores índices de eficiencia en el gasto.

Las instituciones públicas del país ocupan el lugar 128 de 137 en el Índice de Ética y Corrupción; mientras que en el Índice de Eficiencia en el Gasto Público, el desempeño del sector público ocupó el 121 de 137, según datos del Fondo Económico Mundial.

Reducen  adijudicaciones directas

Abel Romero, responsable de Planeación e Investigación de Mercados de la Oficialía Mayor, destacó que, en los primeros seis meses del actual gobierno, las adjudicaciones directas se han reducido de manera significativa, mientras que el valor de las contrataciones de licitaciones públicas se ha incrementado.

Explicó que, dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 se tiene alrededor de 1 billón de pesos aprobados para los rubros de materiales y servicios, servicios generales, obra pública y equipamiento.

“Hemos observado que 80% de las contrataciones que se encuentran hoy día recae solamente en 1.5% de la proveeduría que tiene el Estado, mientras que el resto corresponde a un universo de 72,825 proveedores.  Ese es el diagnóstico de lo que hemos encontrado al iniciar los primeros seis meses de esta administración”, afirmó.

Para los funcionarios, si bien es un proyecto complicado la consolidación de compras, es un proyecto que les va a generar importantes ahorros y sobre todo abatirá la corrupción.