Desde que comenzó la emergencia sanitaria por el Covid-19, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) efectuó una serie de apoyos para que tanto trabajadores como empleadores no pierdan sus patrimonios y como última medida se ampliaron los plazos para que puedan acceder a ellos, aseguró el titular de la Secretaría General y Jurídico de la institución, Rogerio Castro Vázquez.

“En Infonavit siempre pensamos en los trabajadores, pensamos en sus familias y sabemos que con mucho esfuerzo pagan un crédito para lograr obtener un patrimonio, una vivienda. Pensando en ellos se aprobaron medidas emergentes tanto para el pago que tiene que ver con sus créditos, como el pago de las aportaciones”, explicó en entrevista con El Economista.

En ese sentido, efectuó un recuento de los apoyos que han estado trabajando, donde destacan: el Seguro de Desempleo. El acceso a este apoyo es de manera gratuita, originalmente podía usarse hasta por tres meses, sin la necesidad de realizar ningún copago; las prórrogas de mensualidades hasta por tres meses, con congelamiento de saldo y sin capitalización de intereses; o una combinación de ambas medidas.

“A partir del 15 de abril se inició la recepción de trabajadores como de patrones para obtener una serie de beneficios, uno es el Seguro de Desempleo. Una persona si se queda sin empleo tiene la opción de contar con este Seguro, en una situación ordinaria podían usar el Seguro pero pagando, con la convocatoria que sacamos en abril ese Seguro va a ser gratuito. Antes el Seguro del Desempleo no aplicaba a todos los créditos, en este caso es para todos los trabajadores”, dijo.

“Las prórrogas por lo general son para las personas que se quedaron sin trabajo, ahí el instituto les da tiempo para que después se hagan cargo del pago. En una situación normal el trabajador sí puede acceder a una prórroga, pero en este caso lo haremos sin aplicar intereses”, resaltó.

Rogerio Castro manifestó que dentro de estas líneas de acción también contemplaron a los trabajadores que tuvieron una reducción en sus salario; “le llaman paro técnico, se pusieron de acuerdo los empresarios y sindicatos para hacer este paro técnico, y nosotros ayudamos a los trabajadores para que esta reducción no impacte en sus créditos”.

También, acotó, que se apoyaron a los empresarios que tienen más de 250 empleados con un bimestre de prorroga, el cual podrán pagar hasta en 12 mensualidades; en el caso de los empleadores con menos de 250 trabajadores, también se les hizo una prórroga por cuatro meses.

Ante este contexto, el secretario refirió que optaron por extender los plazos de solicitudes de ayudas para que haya más beneficios, quedando desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto.

“¿Qué pasa ahora? que se extiende el plazo. Habíamos cerrado el 30 de junio la ventanilla para hacer una solicitud y recibir apoyos, lo que hicimos fue aprobar una extensión, a partir del 1 de julio hasta el 31 de agosto van a poder seguir solicitando estos beneficios, pero adicionalmente los que ya lo solicitaron los apoyos y les fueron aprobados les vamos a ampliar el periodo de ayuda. Vamos a contactar de manera directa a aquellos que lo solicitaron en el plazo anterior (15 de abril al 30 de junio), les vamos a preguntar si quieren una extensión tanto de su prórroga como de su Seguro (que serían tres meses más de ayuda). En el caso de los empleadores de un bimestre se les va a otorgar uno más, y en el caso de empresas pequeñas sería otro periodo de tiempo más”, reiteró.

“La gran noticia es que se extiende la ayuda, el apoyo va a continuar. Los trabajadores pueden estar tranquilos porque vamos a velar por su patrimonio, sus familias se verán beneficiadas con esto”, agregó Castro Vázquez.

Recuento de acciones

El titular de la Secretaría General y Jurídico de la institución efectuó un recuento de los apoyos que han realizado por esta primera etapa de ayuda, donde el corte de caja asciende a 295,222 trabajadores beneficiados.

Por el Seguro de Desempleo han sido ayudados un total de 84,615 empleados; mientras que por las prórrogas 49,184; por la combinación de Seguro y prórroga ascienden a 69,301; y por paro técnico 92,122.

Además, el número de empresas que han sido ayudadas asciende a 29,270; de ellas 27,753 son pequeñas y medianas empresas, mientras que las compañías con una plantilla laboral superior a los 250 son 1,517.

En cuanto a los estados que más se les han otorgado apoyos destacan: Estado de México, con 16,837 trabajadores beneficiados; seguido por Quintana Roo, con 14,444 empleados; Nuevo León, con 13,720; Jalisco, 11,061; Guanajuato, 8,822; Veracruz, 6,488; y Yucatán, con 6,451.

“De Yucatán hemos apoyado a un total de 6,451 empleados, por el Seguro de Desempleo se han apoyado a 2,837 trabajadores; y por la combinación de Seguro y prórroga ascendieron a 2,702”, sostuvo.