Los fondos de inversión extranjeros, principalmente de Silicon Valley, tienen en la mira a los neobanks mexicanos, que son aquellas startups de tecnología financiera (fintech) que son 100% digitales, sin sucursales y dan atención vía aplicaciones móviles, por lo que en este año podría haber anuncios de grandes inversiones en este tipo de plataformas, según Andres Fontao, socio y director de la aceleradora Finnovista.

En una transmisión en vivo en redes sociales, coordinada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fontao explicó que desde el año pasado fondos de inversión y empresas de varias partes del mundo, en especial de Asia, han entrado con inversiones millonarias en plataformas de tecnología en general, además de startups fintech, de América Latina y este 2019, México podría ser noticia con grandes inversiones en especial en los neobanks del país.

“Una tendencia más localizada tiene que ver con la banca digital en México... (los fondos) están pendientes de quienes serán los neobanks que podrán tener éxito en México. Estamos viendo mucho movimiento no sólo de emprendedores sino también en inversión y no sólo local sino de fondos grandes de Silicon Valley, que están apostando por los bancos digitales en México”, explicó Fontao.

A inicios de este 2019, la fintech mexicana Albo, que podría entrar en la definición neobank ( o en una de sus vertientes) levantó una ronda de inversión de 7.4 millones de dólares liderada por fondos Mountain Nazca, Omidyar Network y Greyhound Capital

Fontao ejemplificó que además de los fondos de Silicon Valley, los gigantes tecnológicos asiáticos tienen en la mira el desarrollo del ecosistema fintech de América Latina, en especial en los neobanks,  prueba de ello es la inversión  millonaria que recibió en el 2018 la plataforma brasileña Nubank de la empresa China de tecnología Tencent.

“Estamos hablando de inversiones de millones de dólares, donde las startups alcanzan valoraciones en miles de millones dólares, por ejemplo  Nubank, el banco digital brasileño que levantó una ronda importante y en la actualidad es considerado una fintech unicornio (con un valor de más de 1,000 millones de dólares) a raíz de una inversión desde China”, detalló Fontao.

El fundador de Finnovista reiteró que desde el 2018 las empresas asiáticas, no sólo fintech sino de tecnología en general, han comenzado a ver atractivo el mercado de América Latina con el fin de replicar el modelo asiático de tecnología financiera en una región donde la mitad de la población no está bancarizada.

“Los gigantes tecnológicos chinos desde el año pasado empezaron a hacer desembolsos, primero en empresas tecnológicas, por ejemplo la plataforma Didi compró una empresa de taxis en Brasil (...) estas inversiones no sólo ayudan en capital, que si bien es importante por los montos y el pulmón financiero que puede dar a los emprendimientos, también sirven porque estas empresas han escalado negocios y productos en un país como China y pueden trasladarlos con cierta tropicalización a América Latina”, acotó.

Mujeres en el ámbito fintech

En su intervención, Gabriela Andrade, especialista en mercados financieros del BID, destacó la participación que tiene las mujeres en emprendimientos fintech de América Latina, pues 35% de las 1,116 startups fintech identificadas en la región cuenta con una mujer en su equipo fundador, cuando esta tendencia a nivel global es de 7 por ciento.

“Se estima que la mitad de las mujeres no tienen una cuenta bancaria en América Latina (...) las mujeres de América Latina están viendo las oportunidades, necesidades y están actuando en el ecosistema fintech”, detalló Andrade.

Los especialistas resaltaron el papel de México en el ámbito regulatorio de este tipo de empresas y aseguraron que muchos países de América Latina prevén replicar dicho modelo normativo, principalmente en el tema de pagos electrónicos, el cual está contemplado en la Ley Fintech.