La cuarentena que se vive por la pandemia del Covid-19 ha impulsado las compras online y por lo tanto los pagos digitales. En este sentido la fintech española Bnext, que recientemente llegó a México con la figura de neobanco, estima que este es un buen momento para, en lo sucesivo, reducir el uso del efectivo e impulsar los pagos electrónicos.

Cristian Huertas, country manager de Bnext México, considera que los pagos con tarjetas sin contacto, desde el teléfono celular (contactless) e incluso plataformas como el Cobro Digital, Codi, que impulsan el Banco de México y los bancos comerciales, se convierten en opciones importantes contra el uso del efectivo.

“Esta es una oportunidad que México tiene para impulsar muchas medidas en pro del desarrollo económico y en general de la categoría de pagos electrónicos”, señala Cristian Huertas.

A su parecer, los billetes y monedas seguirán en circulación, pero la contingencia que aún permanece y que mantendrá a la población en casa por algunas semanas más, va a significar el punto de inflexión que necesitaba la sociedad para acelerar el fin del uso del efectivo.

Añade que, tras la crisis, la vida se va a digitalizar y automatizar mucho más rápido de lo que se pensaba hace apenas tres meses, pues las compras online y las entregas a domicilio se han multiplicado, además de que cada vez se ven más negocios con terminales puntos de venta y otros agregadores para aceptar pagos con tarjeta.

“El futuro muy cercano es uno donde los pagos digitales se incrementarán de forma importante y eso va a permitir que otro tipo de tecnologías se desarrollen mucho más rápido, es algo que ambicionamos. El Codi va a ser importante, el tema de la tecnología contactless también. Vemos un futuro que nos recibe muy bien a nosotros”, enfatiza.

Fintech tienen ventaja enorme

En entrevista, señala que empresas fintech como Bnext tienen una ventaja enorme en esta estrategia, dado que pueden moverse más rápido que los grandes jugadores tradicionales.

“Cada vez más usuarios están perdiendo el miedo a comprar por Internet y se están dando cuenta que es seguro, que es mucho más conveniente pagar un servicio público través de un celular (...) la necesidad los llevó a probar y se dan cuenta que es mucho más conveniente, que es mucho más seguro”, enfatiza.

Bnext es una fintech, desde la cual, a través de su aplicación, se puede tener una cuenta y una tarjeta de débito tanto digital como física. Desde ahí, el usuario puede realizar diferentes transacciones como pagos, transferencias y otros que se irán sumando. Aunque en México de forma oficial lleva operando poco más de seis semanas, ya tiene 20,000 usuarios y cuenta con otros 170,000 en lista de espera. En total, en España y México la cifra ya es cercana al medio millón, y para el cierre del 2020 la estimación es alcanzar el millón de clientes en ambos mercados.

Cristian Huertas comenta que sigue el interés de los inversionistas en ésta y otras fintech, pese a los impactos del Covid-19. “Están apostando en los caballos que ya tenían invertidos para ayudarles a aguantar”.

[email protected]