La reaseguradora suiza Swiss Re prevé que en los siguientes dos años, pese a las previsiones de una desaceleración económica mundial, la demanda de los seguros continúe con su ritmo de crecimiento.

“El crecimiento económico mundial apoyó al sector asegurador en el 2018, con un Producto Interno Bruto (PIB) real de 3.2%; sin embargo, prevemos que el crecimiento global se debilitará alrededor de 2.8% en el 2020, medida a que los mercados avanzados y China desaceleren mientras que las economías emergentes se fortalezcan”, señaló en un estudio.

El año pasado, los volúmenes de primas de seguros a nivel mundial registraron un nuevo récord al ubicarse en 5 billones de dólares.

“Es hora de decir ‘choca esos cinco’ porque la prima global de seguros superó los 5 billones de dólares. Las perspectivas son prometedoras aunque el crecimiento de la economía mundial se está desacelerando”, indicó Jerome Jean Haegeli, economista jefe de Swiss Re Group en el documento.

Swiss Re agregó en su análisis que, pese a la desaceleración económica, el entorno económico mundial aún es positivo, por lo cual los incrementos en los salarios y el crecimiento del empleo en los mercados avanzados serán los que impulsen la demanda de seguros en los siguientes dos años.

“El crecimiento de primas tanto en vida como en no vida superará significativamente a la economía en general, y la penetración de seguros continuará aumentando. La recuperación en otras economías emergentes de América Latina, Medio Oriente y África fortalecerá los respectivos mercados de seguros”, detalló.

No obstante, refirió que entre los mercados avanzados prevén un declive del negocio de ahorro tradicional, lo cual podría frenar el crecimiento de los seguros de vida. Además, en estas economías un entorno económico moderado limitaría el crecimiento del sector.

“En el largo plazo, esperamos que los mercados emergentes acumulen una proporción cada vez mayor de las primas de seguro directo globales emitidas, pasando de 21% estimado en el 2018 a 34% en el 2029. Esto ocurrirá a medida que las primas de los mercados emergentes continúen creciendo a un ritmo más rápido que el PIB. Sin embargo, dado su tamaño, los mercados avanzados seguirán aportando cerca de la mitad de los volúmenes de primas adicionales durante la próxima década, a pesar de registrar tasas de crecimiento más bajas”.

Comercio, el riesgo

Si bien la reaseguradora espera que el negocio del seguro continúe con su tendencia de crecimiento, refirió que la desaceleración económica y las tensiones comerciales podrían afectar al comercio internacional, lo cual impactará en los seguros que tengan que ver con este negocio.

“Estructuralmente, el comercio ha sido un motor de crecimiento primario para las economías emergentes durante mucho tiempo, (...) La disminución del comercio mundial frenará el crecimiento de las primas de seguros, en particular para los créditos marítimos y comerciales. Sin embargo, el aumento del comercio de servicios y la digitalización brindan a las aseguradoras la oportunidad de cubrir nuevos riesgos, como los riesgos de ganancias intangibles en los balances de las empresas”, detalló.

Destacó que el año pasado, el debilitamiento del comercio fue un motor clave en la desaceleración del PIB a nivel mundial.

Un análisis del Instituto de Finanzas Internacionales sugiere que las tarifas impuestas por Estados Unidos y China, en el segundo semestre del año impactaron en los volúmenes del comercio mundial, lo cual podría continuar debido a las recientes tensiones comerciales.