Conscientes de que hoy los clientes, sobre todo los que pertenecen a la generación millennial, ya no quieren trámites tan engorrosos ni perder su tiempo en largas filas, los bancos ya empiezan a digitalizar los procesos de uno de los créditos más importantes para las personas: el hipotecario.

Por su naturaleza, dada la importancia que representa, el crédito hipotecario es uno de los más complejos, pero a través de la digitalización los bancos quieren que al menos una parte de este proceso, la inicial, sea ágil y sencilla.

“El tema de la hipoteca digital toma una relevancia significativa. Estamos hablando de un proceso digital, un proceso donde las personas se pueden calificar en línea, se pueden autentificar en línea, esto reduce los costos de operación, los costos de transacción, de alguna manera mejora la experiencia del cliente, al poder hacerlo de una manera electrónica; tener una respuesta mucho más rápida. El envío de documentación también puede ser vía digital”, comenta Enrique Margain, director ejecutivo de crédito hipotecario de HSBC México.

Hoy en algunos bancos, como BBVA Bancomer y Banorte, ya se puede hacer la solicitud de un crédito hipotecario desde la computadora, la tablet o el teléfono celular. Ahí se hace un análisis de lo que gana el potencial cliente, se simula cuánto tendría que dar de enganche y pagar cada mes, de acuerdo con sus características, y se le piden por esa misma vía algunos documentos básicos como identificación y comprobante de ingresos. En caso de ser autorizado, el trámite debe ir a terminarlo a una sucursal bancaria.

“Creo que esto está evolucionando de manera constante, estamos conscientes de este cambio, estamos trabajando al respecto, y una de las cosas que queremos es que las personas puedan saber en cualquier momento en qué etapa del proceso está su crédito y también puedan conocer con toda exactitud los requisitos y las cuestiones que necesitan para acelerar su crédito; también que el cliente se pueda calificar en línea, creo que ésos son los cambios muy de corto plazo que identificamos, y que prácticamente va a ser un estándar en el mercado hipotecario mexicano bancario y va a evolucionar muy rápido este concepto”, destaca Margain, quien también lidera el comité de crédito hipotecario en la Asociación de Bancos de México (ABM).

Certificado de oferta de Bancomer

En el caso de Hipoteca Digital Bancomer, el usuario entra al sitio del banco, ingresa datos sencillos, y en pocos segundos, tras realizarse un análisis, se emite un certificado con la oferta real de crédito hipotecario. Para continuar, podrá seguir el proceso en línea o ir a una sucursal bancaria.

Algo similar tiene Banorte. Desde inicios del 2017, lanzó su producto Hipoteca en Línea, para que desde el celular se pueda iniciar la solicitud del crédito, sólo introduciendo algunos datos, para después seguir el trámite en la sucursal.

BBVA Bancomer hace algunas semanas también lanzó una herramienta digital denominada Valora, que permite a clientes y no clientes identificar los precios promedio de compra y venta de un inmueble por zona, a través de un buscador que usa big data y tecnología de geolocalización.

Enrique Margain precisa que HSBC hoy usa simuladores. “Pero estamos trabajando para que lo puedan hacer en una plataforma donde los clientes puedan entrar y prácticamente simular su crédito como existe en muchas partes del mundo, ya hay algunos casos aquí en México”.

Beneficios

A decir del director hipotecario de HSBC, con la digitalización del proceso hipotecario se puede atender el mercado de los millennials, y entre los beneficios de esta estrategia están: disminución de costos de originación; mejora de la experiencia del cliente con una mayor rapidez y calidad del servicio; permite la preaprobación a los clientes en línea, con una confirmación del crédito que podría obtener, y mejora la capacidad de atención de las nuevas generaciones.