Las aseguradoras que operan en el país han entregado al menos 11,170 millones de pesos en indemnizaciones por siniestros relacionados con la pandemia de Covid-19, reveló Sofía Belmar, presidenta de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Durante su participación en la inauguración de la 13 Semana Nacional de Educación Financiera (SNEF), destacó que en el contexto de pandemia que se enfrenta, el seguro ha demostrado su vocación de brindar a la sociedad mexicana una mayor protección.

Afirmó que la industria aseguradora hace frente a esta emergencia con una gran solidez financiera que garantiza el cumplimiento de todas las obligaciones, con 3.1 veces el capital de solvencia requerido por ley.

Expuso que las sumas aseguradas por 282.2 billones de pesos, que equivalen a 12 veces el Producto Interno Bruto (PIB), protegen a millones de familias mexicanas, y resaltó que las inversiones en bonos del gobierno y proyectos productivos por 1.39 billones de pesos, convierten al sector en el tercer inversionista institucional más importante de México.

“Desde el inicio de la pandemia derivada del Covid-19, la industria aseguradora y las autoridades hacendarias han colaborado para garantizar la funcionalidad del sistema financiero, la solvencia del sector asegurador y, lo más importante, garantizar la atención de la salud de los asegurados”, dijo.

Retos en inclusión

Consideró que uno de los principales retos que se tiene como país, es que los mexicanos tengan un mayor acceso, mejores conocimientos y habilidades para hacer un mejor uso de los productos y servicios financieros.

Dijo que en el país, solamente 31% de la población tiene conocimientos básicos en la materia, y por lo que se refiere a seguros, su penetración respecto al PIB es de apenas 2.3%, muy por debajo del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que es de 7.2 por ciento.

Al respecto, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico) dijo que la educación e inclusión financieras se refuerzan como un binomio fundamental para atenuar, en el corto plazo, los efectos de la pandemia de Covid-19 y, hacia adelante, para promover un desarrollo más sostenido y con mejores oportunidades para todos.

El banquero central destacó que es claro que el acceso simultáneo a la educación y servicios financieros, permite que los individuos mejoren sus oportunidades de consumo, protejan de mejor manera su patrimonio, y desplieguen sus proyectos productivos.

rrg