Para conmemorar el Día de la Mujer, organizaciones convocaron a realizar la marcha #8M y ante ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las protecciones colocadas en edificios del Centro Histórico no obedece al miedo, sino para proteger los inmuebles y monumentos históricos, ya que “hay mucha provocación”.

Durante la visita de supervisión a los avances del Tramo 3 del Tren Maya en Yucatán, el presidente señaló que se deben proteger los edificios históricos, entre ellos, Palacio Nacional, debido a la imagen que proyecta a nivel mundial.

“Están en todo su derecho de protestar, de manifestarse, pero hay mucha provocación. Mucha gente se infiltra para causar daño, utilizan la forma de protesta y tiran bombas molotov y no queremos heridos, no queremos que haya heridos de las fuerzas de seguridad pública, ni queremos que las mujeres que protestan usando este derecho también salgan afectadas”, declaró.

Aseguró que, las vallas metálicas instaladas en el Centro Histórico no vulneran el derecho de manifestación, dijo, “gritar y hasta insultar, tiene que ver con la libertad y está prohibido prohibir. Nunca vamos a reprimir al pueblo, pero si tenemos que evitar las provocaciones, la gente que quiere nada más causar daño”.

“Cuando se pinta Bellas Artes, el Hemiciclo a Juárez, cuando se raya el Palacio Nacional, cuesta trabajo despintar, porque hay que pedirle autorización al INAH y no se puede estar afectando la cantera, las piedras de estos edificios que tienen siglos, entonces es mejor protegerlos (…) No es miedo, todos los seres humanos tenemos miedo, pero es distinto el miedo a la cobardía. Yo puedo tener miedo, pero no soy cobarde, entonces no es por eso que se están poniendo esas bardas para proteger al Palacio, es para que no haya provocación”, sostuvo.