Eduardo Santillán Pérez, quien busca, por segunda ocasión gobernar la Alcaldía Álvaro Obregón, Ciudad de México, dice que para ejercerse con eficiencia ese puesto, no se necesita inventar el agua tibia, ni hacer jugadas de fantasía. En su opinión, un alcalde debe asumirse como el jefe de mantenimiento de la demarcación y hacer que los servicios funcionen.

En entrevista, el candidato de Morena y PT a la alcaldía de esta demarcación política ubicada en el poniente de la capital del país expuso que, de ganar la elección del 6 de junio próximo, durante sus primeros 100 días de gobierno implementará un programa de reactivación económica para rescatar los negocios afectados por la crisis que vino aparejada a la pandemia de la Covid-19.

Detalló que eso implicará el otorgamiento de 10,000 créditos a la palabra y sin intereses a mujeres emprendedoras; un programa de empleo temporal que, además de ofrecer ingresos a desempleados permitirá el mantenimiento de colonias y vía pública. Para la reactivación económica dispondrá de 170 millones de pesos anuales.

Explicó que esa estrategia irá acompañada de un programa de atención a micro, pequeñas y medianas empresas, con asesoría y acompañamiento, que les permitan acceder a créditos para reactivar sus negocios. 

Además, se pondrá en marcha un plan de adquisiciones a empresarios locales y un programa que se llamará “Mejorando mi colonia” en el que buscará que las obras las ejecuten empresas de vecinos de la misma demarcación.

En ese caso la alcaldía hará el diseño de los proyectos a ejecutar y se encargará tambien de la supervisión, para que esas intervenciones funcionen con un esquema similar al que se utilizan para ejercer los recursos del presupuesto participativo.

De manera paralela, explicó, el gobierno de la alcaldía desplegará una estrategia de cabildeo y cooperación con las instancias de gobierno de la CDMX y federales que tiene como objetivo concluyan las grandes obras en marcha.

Concretamente se refirió a la ampliación de la línea 12 del Metro de la estación Mixcoac a Observatorio, lo cual implica la construcción de otras dos estaciones, la Valentín Campa y Álvaro Obregón.

Asimismo, la conclusión de la terminal del tren a Toluca y dos estaciones dentro de la alcaldía, que son Santa Fe corporativos y Santa Fe Pueblo.

Con esas dos obras la terminal de Observatorio se convertirá en uno de los centros de transferencia más importantes de América Latina.

Una tercera gran obra pendiente en la alcaldía es la cuarta sección del bosque de Chapultepec, que permitirá la recuperación de la barranca de Tacubaya.

El también diputado local con licencia indicó que el éxito de la consolidación económica de la alcaldía dependerá de una excelente coordinación con las autoridades federales y de la Ciudad de México, pues esas tres grandes obras significan una inversión global de más de 40,000 millones de pesos en infraestructura, además de una buena planeación y el reordenamiento del crecimiento de diferentes sectores.

En ese sentido, llamó la atención sobre el sector inmobiliario, que, desde su perspectiva, durante la pasada administración del gobierno de la Ciudad de México, vivió una borrachera de la cual hoy resiente su resaca.

Dijo que entre 2012 y 2018, ocurrió un fenómeno de corrupción, al que se le conoce como “El cartel inmobiliario”, que también operó en Álvaro Obregón y que, en complicidad con funcionarios públicos, generaron un desarrollo inmobiliario desproporcionado.

Puso como ejemplos, los proyectos suspendidos conocidos como La Presa Ansaldo y el que se edificaba en Insurgentes y AltaVista, con flagrantes violaciones a la normatividad. 

“Se abusaron de instrumentos de desarrollo como los polígonos de actuación y transferencias de potencialidades y se otorgaron a diestra y siniestra factibilidades en materia ambiental, impacto urbano y de aguas, lo que motivó un crecimiento desproporcionado y sin control”, abundó.

El candidato expuso que eso ocasionó una sobreoferta de espacios comerciales, para oficinas y viviendas para clientes de alto poder adquisitivo, que actualmente están subocupadas tanto por la pandemia como por la crisis aparejada a ella.

Eso ocurrió mientras la delegación padecía y padece un déficit de vivienda para nivel bajo, que ha obligado a decenas de personas a migrar de las colonias populares.

Planeación, clave para el desarrollo, remarca

El candidato comentó que durante los primeros meses de la siguiente administración se tendrá que hacer un cuidadoso trabajo de planeación para que no se repitan fenómenos de corrupción e ineficiencia del pasado y que se garantice la sostenibilidad.

Santillán Pérez destacó que, además de los temas anteriormente expuestos, el gobierno de la alcaldía tiene que ofrecer soluciones a los problemas particulares de la población.

En este sentido, destacó el problema de la movilidad, más allá de las colonias beneficiadas por la ampliación del metro y la conclusión del tren a Toluca.

Planteó la necesidad de ampliar el sistema de Trolebús, desde el Auditorio Nacional a Santa Fe y lograr la conectividad con los circuitos del corredor Reforma-La Villa.

Además, la implementación de un sistema de cablebús para conectar a colonias asentadas en las partes altas de barrancas y algunos pueblos originarios como Santa Rosa y San Bartolo, las Águilas y Centenario, con el fin de comunicarlos con Mixcoac y otras estaciones del sistema de transporte colectivo metro.

Tambien se refirió al saneamiento de las siete barrancas que ocupan una extensión de alrededor de 100 kilómetros lineales, para lo cual será necesario habilitar una planta de reciclaje de cascajo y medidas para mejorar la recolección de basura y sanear más de 100 tiraderos clandestinos.

Adicionalmente implementar acciones para la localización y relleno de minas, colocación de muros de contención y zampeado de taludes.

En materia de seguridad, dijo que la prioridad son las mujeres, para lo cual se implementará un programa de defensoría y acompañamiento de mujeres que sufren violencia intrafamiliar.

kg