Al Congreso de la Unión ya solo restan 60 días para expedir la legislación secundaria correspondiente a la reforma constitucional en materia educativa, promulgada el pasado 15 de mayo, que eliminó los llamados cambios estructurales logrados en el sexenio anterior por el entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Las Cámaras de Diputados y de Senadores tienen de plazo hasta el próximo 15 de septiembre para cumplir con el mandato que los propios legisladores federales establecieron.

La expedición de la ley del organismo para la mejora continua de la educación y la ley general del sistema para la carrera de las maestras y los maestros, así la aprobación de la nueva ley general de educación, que abrogará la vigente desde el 13 de julio de 1993, deberá concretarse a más tardar en un plazo de 120 días a partir de que se publicó el decreto promovido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que enmendó los artículos 3, 31 y 73 constitucionales.

En ambas cámaras del poder Legislativo federal, diputados federales y senadores analizan las diversas iniciativas presentadas a la fecha para confeccionar la legislación reglamentaria pendiente.

Legisladores de Morena, PAN, PRI, MC, PRD y PES han promovido cambios diversos a la actual Ley General de Educación.

Esta semana, durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el diputado federal Reginaldo Sandoval Flores (PT) presentó tres iniciativas para aprobar las nuevas leyes general de educación, general del sistema para la carrera de las maestras y los maestros, y la Ley del Consejo Nacional para la Mejora Continua de la Educación.

De acuerdo con la propuesta del petista, el Sistema Educativo Nacional se orientará a formar al nuevo sujeto social con principios íntegros, éticos, solidarios y participativos para lograr la transformación de la sociedad y el país, además de garantizar, a través del principio de intangibilidad de la dignidad humana, el ejercicio y goce del derecho fundamental a la educación y la libertad de pensamiento, en condiciones de equidad, igualdad y no discriminación, especialmente para las personas en situación de vulnerabilidad, entre otros fines.

En las Cámaras de Senadores y de Diputados no se contempla la realización de nuevos periodos extraordinarios de sesiones antes del próximo 31 de agosto para la eventual aprobación, entre otros temas pendientes, de la legislación secundaria en materia educativa.

[email protected]