La propuesta del presidente Enrique Peña de homologar los códigos de Procedimientos Penales y los Códigos Penales, signada en el Pacto por México, podría repercutir negativamente en temas como la despenalización del aborto.

A decir del investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Enrique Díaz, el problema radicará en el modelo a seguir para establecer el Código Penal. El aborto se considera delito en varios estados, mientras que en el DF se penaliza después de los tres meses de gestación.

El penalista refiere que no sólo en el tema del aborto habrá problemas, sino también en lo referente al secuestro y secuestro exprés, debido a que las definiciones pueden ser distintas. Otro tema que generará polémica es la ley de voluntad anticipada, ya que en la capital está regulada, pero en otros estados no, pues no hay un diseño unánime .

El problema será en cómo van a legislar, porque la forma de legislar en los códigos penales pueden ser variadas y puede ser que tengamos unos buenos legisladores que atiendan a las cuestiones más avanzadas o puede que aprueben un código penal totalmente retrógrado , advirtió Díaz.

El académico recomendó que los representantes populares deben sancionar debidamente, no sólo pensar en penas altas, sino definir correctamente cuáles son los delitos y las sanciones, además deben escuchar a la academia, las instituciones y actores involucrados en el tema, que se haga una consulta con los expertos y no sólo legislar por cuestión política .

Finalmente, recordó que esta propuesta no es nueva, ya que desde 1950 se discute la homologación; sin embargo, afirmó, es la primera vez que el Presidente la presenta como propuesta suya.

[email protected]