Senadores del PVEM presentaron una iniciativa para expedir la ley general de protección contra el VIH-sida e infecciones de transmisión sexual, que incluye dos años de prisión para quien viole la confidencialidad de las personas que tienen sida, incluso multas por 300 salarios mínimos a los moteles, casas de citas, clubes de encuentro o establecimientos comerciales donde se permita el contacto sexual de cualquier tipo y no se proporcionen preservativos a los clientes.

Proponen que la multa de 300 salarios mínimos, equivalente a 21,000 pesos, también aplique a laboratorios de análisis clínicos o microbiológico, los consultorios médicos y odontológicos, bancos de sangre, así como a las clínicas de procedimientos faciales, capilares, acupuntura y tatuajes que no cumplan con las normas de calidad en productos, servicios e instalaciones. Esto, a fin de evitar la transmisión del sida.

Los senadores Jorge Aréchiga y María Elena Barrera, sugieren también multas de hasta 200 salarios mínimos (14,000 pesos) a las instituciones que resulten culpables de no respetar la dignidad, integridad o confidencialidad de las personas que viven con la enfermedad.

En el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, el Senado solicitó a las autoridades del sector salud hacer más eficientes los procesos de diagnóstico de la enfermedad, erradicar la transmisión del virus de la madre al hijo durante el embarazo y a proporcionar tratamiento antirretroviral a poblaciones clave con alto grado de vulnerabilidad.

El acuerdo aprobado incluye un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a fortalecer las acciones para prevenir la transmisión del VIH-sida y a incrementar los programas combinados de servicios de educación sexual y salud reproductiva.

Los legisladores hicieron un llamado a la sociedad para que eviten cualquier tipo de discriminación a las personas que tienen la enfermedad.

[email protected]