El análisis por parte de la primera sala de la Suprema Corte de México de la solicitud de amparo de la francesa Florence Cassez para obtener su libertad puede conducir a distintos escenarios este miércoles 21 de marzo.

Los escenarios son la libertad inmediata, la condena definitiva, la devolución del caso a tribunales ordinarios o que sea retomado por el pleno de la Suprema Corte.

1. LIBERACIÓN INMEDIATA

Si los cinco jueces de la primera sala adoptan el proyecto del ministro Arturo Zaldívar, que propone la libertad "absoluta e inmediata" de la francesa, la Suprema Corte comunicaría la decisión a las autoridades penitenciarias "a través del medio de comunicación más eficaz".

Según el consulado de Francia, Cassez tiene sus papeles en regla, pero al momento de su liberación sería considerada en situación irregular en México. Sería entonces transferida por las autoridades penitenciarias al centro de detención migratoria de Iztapalapa, en el sur de México.

Si expresa su deseo de abandonar el país, como es probable, sería transferida por las autoridades migratorias al aeropuerto para su salida del país.

Entre su salida de prisión y del aeropuerto, la francesa podría estar acompañada de manera permanente por el cónsul general de Francia.

2. CONDENA DEFINITIVA

Si la libertad es rechazada, Florence Cassez habría entonces agotado su último recurso en México y sería considerada condenada de manera definitiva a 60 años de prisión.

Sólo le quedaría recurrir a tribunales internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington. Si el caso es aceptado, la Comisión transferiría el expediente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José de Costa Rica.

Este proceso podría tomar cuatro o cinco años.

La Suprema Corte de México decidió recientemente que los fallos de la Corte Interamericana deben ser acatados obligatoriamente por las autoridades mexicanas.

3. DEVOLUCIÓN DEL CASO A TRIBUNALES ORDINARIOS

Esta solución significaría la anulación de la condena de la francesa debido a las irregularidades constatadas, pero permanecerían los cargos en su contra (secuestro, delincuencia organizada y portación de armas prohibidas) y debería esperar, en prisión, un nuevo proceso ante tribunales ordinarios.

4. EL PLENO DE LA SUPREMA CORTE RETOMA EL CASO

La primera sala puede decidir, como han exigido representantes del gobierno y asociaciones de víctimas de secuestro, que el caso, por su relevancia, sea discutido por los once magistrados de la Suprema Corte en sesión plenaria.

Ello aplazaría por varias semanas la decisión de la Suprema Corte. Interrogado por la AFP, el abogado mexicano de Cassez, Agustín Acosta, consideró esta hipótesis poco probable.

MIF