El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que este miércoles se presentará a las Cámaras del Congreso, al Poder Judicial y a la Fiscalía General de la República, el informe detallado de los sucesos del 17 de octubre, cuando el gobierno detuvo y liberó al presunto narcotraficante Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán.

El presidente López Obrador aseguró que “ya no hay guerra contra el narcotráfico, eso ya se terminó, queremos la paz. Es una nueva estrategia en materia de seguridad”.

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, aseguró que el operativo de captura de Ovidio Guzmán falló, porque “siempre hay riesgo de que en un operativo algo salga mal”. Sin embargo, aseguró que “un tropiezo no entorpece la estrategia de su seguridad”.

Acerca del primer mensaje que ofreció el gabinete de seguridad la noche del 17 de octubre, en el que se dijo que no era un operativo ex profeso para detener a Guzmán, el secretario Durazo aseguró que fue la primera información que recibió el gabinete de seguridad.

Afirmó que “ninguna organización delictiva es más poderosa que el Estado por más pertrechada que esté. “Habríamos ganado pero ¿a qué costo?”, aseveró.

Durazo Montaño dijo que el gobierno no provocará una guerra contra los cárteles del narcotráfico. “De qué sirvió tanta guerra y captura de cabecillas, si la violencia, homicidios y desaparecidos crecieron exponencialmente”, justificó.

Video presentado por el gabinete de seguridad

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, hizo una relatoría de los acontecimientos del 17 de octubre.

En un video presentado se observa a Ovidio Guzmán salir del domicilio donde fue capturado, y donde se encontraba con su esposa e hijos, así como un grupo de sicarios.

Se observa a Ovidio Guzmán salir de la casa, y tomar su celular para llamar a su gente y pedirle que detengan las agresiones contra militares y las balaceras que se registraban en Culiacán. “Paren todo, no quiero más desmadre”, se escucha decir a Ovidio Guzmán López.

Imagen de la captura de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán.

El General Sandoval indicó que cuatro vehículos con hombres armados llegaron a la unidad habitacional del Ejército en Culiacán, donde lanzaron disparos y granadas que no explotaron. Algunas personas que ahí habitaban, familiares de militares, se lanzaron por las ventanas o se escondieron en los closet para protegerse.

Los delincuentes ingresaron a algunos de los departamentos, sin poder encontrar a ningún militar para retener. Indicó que hubo la amenaza del Cártel de Sinaloa de atacar a civiles en Chihuahua, Sonora y Sinaloa.

Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

El presidente López Obrador argumentó que al revelarse esta información se puede entender por qué se tomó la decisión de liberar a Guzmán López. Aseguró que pese a esto, no hay impunidad para delincuentes.

El Presidente dijo que el propósito de entregar este informe a los poderes Legislativo y Judicial, así como a la Fiscalía, es para que decidan si en el ámbito de sus competencias iniciarán algún procedimiento.

López Obrador lanzó una fuerte crítica a los medios de comunicación que cuestionaron el operativo fallido, así reconocido por el propio gobierno, como el hecho de que el secretario Alfonso Durazo haya dado una primera versión sobre el operativo y luego la modificara.

Argumentó que Durazo no tenía toda la información al momento en que ocurrían los hechos.

El Presidente fustigó a los medios de comunicación que hicieron un análisis sobre dicho suceso y cuestionaron al gobierno su decisión de liberar a Ovidio Guzmán.

[email protected]