El secretario de Salud, Salomón Chertorivski, afirmó que en el país hay avance en el control del consumo del tabaco, pero es necesario reforzar algunos espacios de la legislación, la actividad pública en el combate diario y la información para ganar la batalla en el consumo de cigarrillos.

En la conmemoración del Día Mundial sin Fumar, el titular de la Secretaría de Salud (SSA) sostuvo que México cuenta con la legislación y las políticas públicas para ser en 2030 un país libre de humo de tabaco.

Luego de destacar el avance en cuanto a los espacios públicos libres de humo de cigarrillo y que incluso ahora fumar es mal visto, subrayó que en México y en el mundo se ha logrado un avance sustantivo entre la población que entiende que esa práctica hace daño.

Chertorivski Woldenberg aseveró que la SSA trabaja con legisladores y apuntala con evidencias científicas rubros que hace falta afinar, como precisar los lugares públicos donde no se puede fumar, para que no haya pretexto de que no es clara la ley.

En ese sentido enfatizó que la autoridad sanitaria mexicana siempre estará a favor de todas la medidas, incluso el aumento de impuestos, que reduzcan el consumo del tabaco.

El funcionario afirmó que México puede aspirar de aquí a 2030, si todos hacemos nuestra tarea, a ser un país libre de humo de tabaco y creo que ese debe ser el siguiente gran objetivo .

Al acto asistió el representante de la Organización Mundial de la Salud en México, Philippe Lamy, quien reconoció que a siete años de que entrara en vigor del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco en México, la organización reconoce los avances de este país en el combate al tabaquismo y en su instrumentación .

Planteó que seguir avanzando en la lucha contra ese hábito contribuirá a evitar adicciones y enfermedades crónicas, en línea con la prioridad asignada a la prevención por la Secretaría de Salud , así como a reducir costos evitables en los servicios del ramo.

Philippe Lamy comentó que en el Día Mundial sin Tabaco se exaltan las consecuencias del tabaquismo, así como lo que la sociedad puede y debe hacer para reivindicar su derecho a una vida libre de tabaco.

Celebró la entrada en vigor del impuesto al tabaco aprobado por el Congreso de la Unión en 2010 y definió la medida como la intervención más efectiva para reducir el consumo especialmente en jóvenes.

Durante el acto en el Hospital General de México, el representante del organismo puntualizó que el consumo de tabaco representa el principal factor de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles, responsables de casi dos tercios de la mortalidad mundial.

Recordó que este año la OMS ha convenido poner énfasis en la interferencia de la industria tabacalera y contrarrestar sus permanentes embates para debilitar el Convenio Marco para el Control del Tabaco.

MIF