El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, se comprometió ante el embajador de Guatemala en México, Mario Bucaro Flores, que el gobierno mexicano hará justicia en el caso del asesinato de 16 migrantes guatemaltecos en Camargo, Tamaulipas, y se indemnizará a los familiares de las víctimas.

Durante una reunión de trabajo entre algunos integrantes del gabinete de seguridad con el embajador Mario Bucaro Flores, y diputados de ese país, el subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez expresó que “el compromiso es que se haga justicia, que se castigue a los responsables y se les dé esa satisfacción a los familiares de que la tragedia por la que han atravesado encontró a los responsables y éstos sean castigados”, subrayó.

Sin precisar un monto, señaló que el Estado mexicano reparará el daño con una compensación para ayudar a reconstruir un proyecto de vida, “no por ponerle precio a la vida humana, sino como medida de mitigación y en seguimiento a estándares internacionales”.

Encinas afirmó que se dará certeza y trato digno a los cuerpos de personas migrantes de origen guatemalteco encontrados e identificados en Camargo, Tamaulipas, para regresarlos a su país y que sus familias puedan ejercer su duelo.

Indicó que se trabajará en coordinación con la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) para establecer mecanismos de seguimiento a las denuncias de personas migrantes desaparecidas.

Mencionó que la Federación ha brindado apoyo a la Fiscalía del estado de Tamaulipas para el esclarecimiento de los hechos, garantizar la identificación de las víctimas y a la detención de los presuntos responsables.

En su participación, el subsecretario Ricardo Mejía Berdeja resaltó que no se va revictimizar ni a poner el riesgo a los familiares ni a las víctimas indirectas, sino que se irá a fondo en la investigación y castigo a los responsables, “para que este tipo de situaciones no se repitan”.

jorge.monroy@eleconomista.mx