El presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, presentó su renuncia ante la Comisión Política Permanente de su partido, para permitir que una nueva dirección encabece las transformaciones que se requieren .

Las elecciones del pasado 5 de junio en las 12 contiendas para gobernador, así como en la elección de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, confirmaron una tendencia gestada desde el 2015, año en que los electores ejercieron un voto de castigo a los malos gobiernos a nivel local, observó el Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC).

NOTICIA: Ahí están los resultados de los malos gobiernos del PRI: Monroy

Un equipo de investigadores de este instituto recoge que, de acuerdo con los resultados reportados por el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), en ocho de los 12 estados se dio lugar a una alternancia del partido en el poder, lo que reconfiguró la distribución del poder.

El PRI perdió seis estados Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz- mientras que el PAN cedió sus gubernaturas en Sinaloa y Oaxaca, ambas producto de una coalición con el PRD.

NOTICIA: Seguirá la depuración del PRI en Tamaulipas: Beltrones

Para el 2018, la moneda sigue en el aire, destaca el análisis

El documento concluye que la pasada jornada electoral reconfiguró de una manera sorpresiva el panorama hacia el 2018. Fuera de la elección local de la CDMX, en su mayoría los comicios estatales produjeron una lección valiosa para los partidos políticos: la alternancia como castigo.

Con nuevo mapa electoral, PRI gobernará sólo 15 estados

Con información de Notimex y Ana Lagner

mfh