El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como un “desastre” los servicios de salud en el país, y prometió emprender una renovación en hospitales para que, con recursos federales, haya equipamiento, medicinas gratuitas y servicios de calidad.

“No funcionan los centros de salud, no funcionan los hospitales; no hay médicos en los centros de salud, en los hospitales, no hay medicinas. Un desastre, desintegración en los servicios, por un lado, el ISSSTE, por otro lado, el Seguro (IMSS); por otro lado la Secretaría de Salud que quedó a nivel federal como un cascarón. ¡La Secretaría de Salud federal solo tiene en el país ocho hospitales!”, cuestionó.

En Monterrey, Nuevo León, Obrador criticó que los gobiernos federales anteriores hayan trasferido los servicios de salud a los estados sin la organización y los recursos suficientes.

“Y ahora el sistema de salud nacional requiere toda una renovación, que es lo que vamos a hacer en coordinación con los gobernadores. Es tan grave la situación en salud que no se puede decir que en el corto plazo se va a resolver, sería demagogia, porque requiere de una atención especial. Hay centros de salud, hay hospitales inconclusos, porque les importaba nada más dar el contrato para construir la obra, quedarse con una parte del presupuesto y dejar en proceso la obra”, sentenció.

Recordó que su gobierno ya firmó con ocho gobiernos de estados, la federalización del gasto en salud, lo cual continuará con el resto de los estados, cada seis meses.

“Vamos a empezar con ocho estados del sur sureste, y en seis meses, incorporamos (a otros). Para el nuevo sistema con un fondo que ya se tiene de 90,000 millones para garantizar que funcione el sistema de salud, en seis meses otros ocho estados”, dijo.

[email protected]