Ante la complicada situación de inseguridad por la que atraviesa el país, lo que se requiere no es sólo crear una Secretaría de Seguridad Pública (SSP), sino realizar una verdadera reingeniería de las instituciones encargadas de la seguridad del país y procuración de justicia, consideró la directora de investigación del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Doria Vélez.

En entrevista, explicó que los primeros trazos de la estrategia de seguridad de la próxima administración tienen elementos positivos como crear una institución encargada de coordinar las políticas en la materia; sin embargo, dijo, hay otros negativos como desaparecer el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), así como considerar que se disminuirá la violencia a partir de una política de sustitución de cultivo.

Expuso que una de las preocupaciones que tiene el ONC respecto al planteamiento del modelo de seguridad de la próxima administración es que éste parte de un diagnóstico “muy superficial” sobre la inseguridad. Eso se ha podido comprobar en el documento que el entonces candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, compartió con organizaciones de la sociedad civil ante la exigencia de conocer cómo enfrentaría el problema en caso de ganar la Presidencia de la República.

Consideran que toda la violencia responde a la lógica de trasiego y cultivo de drogas cuando es un hecho que no todos los delitos responden a ello. Es importante recordar que la mayor parte de los delitos son de fuero común.

Indicó que es un acierto crear nuevamente la Secretaría de Seguridad Pública; sin embargo, ésta no debe ser nacional, sino federal, pues de lo contrario se atentaría contra el federalismo.

“Es positivo que haya una institución encargada de coordinar las políticas de seguridad, pero no hay una claridad de cuál será el modelo de esa institución. Sacarla y despolitizarla de la Secretaría de Gobernación no es suficiente”.

Además, sostuvo, debe quedar claro que el problema de seguridad pública no se soluciona a través de la creación de una institución como la Secretaría de Seguridad Pública.

Dijo que también en esta propuesta se ve la improvisación porque quien se perfila para ser el titular de la SSP, Alfonso Durazo, ha mencionado que esta institución tendría sólo tres subsecretarías: una encargada de la operación policial; otra más para los procesos internos de certificación, transparencia, carrera policial y combate a la corrupción, y la tercera para coordinar lo relacionado con Protección Civil, con lo que se estaría dejando fuera al sistema penitenciario, pieza clave en cualquier modelo de seguridad pública.

“No se ve que tengan claridad sobre la institución que quieren construir”.

Para la experta, lo que se requiere para combatir el problema de inseguridad con efectividad, primero es hacer un diagnóstico real de qué funciona y qué no en cada una de las instituciones encargadas de la seguridad, para a partir de ello concentrarse en hacer una reingeniería.

Mencionó que algo que no se puede repetir en la próxima administración es llevar a cabo acciones sin un diagnóstico u ocurrencias, lo cual sucedió en tanto en el sexenio de Felipe Calderón como en el de Enrique Peña Nieto o incluso echar las campanas al vuelo cuando se ve una disminución en los índices de inseguridad.

Desaparecer al Cisen, una mala idea

El planteamiento de desaparecer al Cisen y crear a una Inteligencia Nacional de Seguridad que formaría parte de la Secretaría de Seguridad Pública es una mala idea, expresó, pues eso habla de que no hay una claridad conceptual de las diferencias que existen en seguridad nacional y seguridad pública.

Una de las partes que corresponde al Cisen es generar inteligencia para debilitar a grupos del crimen organizado que tienen una gran capacidad para controlar instituciones. Ésa es sólo una parte porque implica conocer cuestiones de terrorismo, fenómenos naturales, toda aquella concepción de amenaza de riesgo externa o interna. No se limita a cuestiones delincuenciales como se le está tipificando.

En ese sentido, explicó que la SSP tiene como finalidad prevenir el delito, mientras que una institución de seguridad nacional como el Cisen debe generar las condiciones para la gobernabilidad del país.

[email protected]