Hace unas semanas, Pedro Kumamoto, hizo un alto en el camino en su tarea de diputado independiente en el Congreso de Jalisco. Tenía frente a sí la posibilidad de construir una candidatura a la presidencia municipal de Zapopan, con altas posibilidades de triunfo, o bien, construir una candidatura para buscar un escaño en el Senado de la República, lo cual perecía un salto al vacío. Optó por la segunda opción y anda recabando firmas.

En entrevista, dice que el razonamiento que lo llevó a buscar un espacio en el Senado responde a “reconocer que estamos inmersos en una lógica de emergencia nacional que requiere cambiar la formula y, sobre todo, la manera con que se hacen las leyes federales”.

Para aterrizar la idea expone como ejemplos los sistemas de educación pública y educación. “Queremos que lo público sea sinónimo de excelencia, no los remanentes de los sistemas que han demostrado que no funcionan”.

Dice que también es necesario discutir en serio el tema del ingreso de los trabajadores; la necesidad de poner las bases para construir un sistema de innovación en tecnología y valor agregado para nuestro país y terminar con la idea de ser un país que le apuesta mucho a la manufactura y poco al desarrollo de patentes, a la tecnología y a la innovación.

Además, discutir la situación de privilegio en la que se encuentran los partidos políticos y la elite política porque los partidos parecen más negocios personales, pero fondeados con dinero público.

La gente quiere apropiarse de lo político

Durante una comunicación telefónica, el legislador local menciona que en su experiencia como candidato independiente, como diputado local independiente y ahora como aspirante a candidato independiente al Senado lo que quiere la gente es apropiarse de lo político, de participar en decisiones comunes, “lo cual es impresionantemente valioso” y tenemos que seguir impulsando desde todos los frentes.

Desde su perspectiva, en estos momentos lo más importante es comunicar que es necesario una nueva relación entre sociedad y gobierno de manera horizontal, no vertical.

“Que se dé una discusión alrededor de cómo nos organizamos, de cuál es el sistema de gobierno que deberíamos de tener; si necesitamos impulsar reformas que tengan que ver más allá de sólo bajarle a las partidas presupuestales públicas para los partidos políticos”, expone el legislador.

Tenemos que empezar a considerarnos una democracia mucho más activa que delibere mucho más, que pueda ser, por qué no, parlamentaria, o que por lo menos empiece a discutir en otros términos a la política, no que nos gane el espíritu de la derrota anticipada que nos dice que todo va a ser siempre igual, que no hay por qué organizarnos porque siempre van a ganar los mismos.

Dice que hasta el viernes pasado por la mañana había reunido 17,200 firmas lo cual es un buen número, si se toma en cuenta que es el día 17 de recolección.

Sin embargo señaló que deben redoblar los esfuerzos para poder lograr la meta ya que el sistema autorizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) para juntar las firmas genera dos embudos: uno es el que representa tratar de dar de alta a los auxiliares que ayuden en el trabajo de recolección, para lo cual el aspirante a candidato debe identificarlos, darlos de alta ante el INE y éste, a su vez, debe enviarles un correo informarles que los ha aceptado con esa calidad, lo cual genera mucho desgaste para el recolector.

El otro es que se necesita capacitar a los recolectores de firmas para que utilicen de manera correcta la aplicación.

José Pedro Kumamoto Aguilar

  • Nació el 26 de enero de 1999 en Guadalajara, Jalisco.
  • Es licenciado en Gestión Cultural con orientación a Políticas Públicas por el ITESO.
  • Es el primer diputado independiente en el Congreso de Jalisco.
  • Es fundador de la plataforma Wikipolítica Nodo Jalisco.
  • Investigador en Observatorio Legislativo ITESO

 

diego.badillo@eleconomista.mx