Un colectivo feminista protestó este martes frente al palacio presidencial en Ciudad de México contra la candidatura a gobernador de un político oficialista señalado de violación por varias mujeres.

Vestidas de negro y encapuchadas, decenas de manifestantes llegaron hasta las inmediaciones del Palacio Nacional para exigir al mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y a su partido Morena que cierren el paso a la aspiración de Félix Salgado.

Las activistas retiraron las vallas metálicas que rodean el edificio y realizaron pintadas en la plancha del Zócalo capitalino con mensajes como "un violador no será gobernador".

La policía disolvió la protesta, tras lo cual las mujeres se trasladaron a una estación del metro y a la sede de una alcaldía en Ciudad de México.

Salgado, un controvertido político de 63 años, busca la candidatura de Morena a la gobernación del estado de Guerrero, que será dirimida mediante una encuesta interna.

Sin embargo, su aspiración se ha visto salpicada por denuncias de varias mujeres que aseguran haber sido violadas o acosadas por él. Los hechos habrían ocurrido desde 1998, pero el candidato rechaza haber cometido cualquier agresión.

El caso ha ganado notoriedad ante declaraciones de López Obrador, quien sostiene que el exsenador se presume inocente mientras no sea condenado por la justicia. Una comisión de ética del partido gubernamental se abstuvo de inhabilitarlo.

La Fiscalía de Guerrero dijo el lunes que analiza si hay méritos para acusar penalmente a Salgado, y aclaró que el caso de 1998 ya precluyó.

Este martes, López Obrador reiteró que "no debe haber linchamientos por politiquería", pues para eso "existen las instancias legales".

El presidente también sostuvo que el movimiento feminista está siendo "utilizado" por sus adversarios con fines electorales.

Los mexicanos elegirán el próximo 6 de junio a los diputados de la Cámara baja, a 15 de 32 gobernadores estatales y a miles de alcaldes y otros funcionarios locales.

rrg