Pese a ser quien solicitó el juicio de procedencia en contra del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, la Fiscalía General de la República (FGR) no cuenta, a la fecha, con orden de aprehensión en contra del mandatario local.

Este domingo, militantes y simpatizantes del Partido Acción Nacional (PAN) se movilizaron en vehículos por Ciudad Victoria, Reynosa, Tampico, Matamoros y Nuevo Laredo, para expresar apoyo al mandatario quien el viernes fue desaforado por la Cámara de Diputados, con mayoría de Morena, pero horas después el Congreso de Tamaulipas rechazó el retiro del fuero.  

En la FGR existe una denuncia contra García Cabeza de Vaca que presentó el militante de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien acusó al mandatario de delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal, basado principalmente en notas periodísticas.

Sin embargo, el Ministerio Público de la Federación aún no judicializa la carpeta de investigación y, por lo tanto, no es posible que la Fiscalía pueda solicitar a un juez una orden de aprehensión.

El viernes pasado, el pleno de la Cámara de Diputados, instaurado en Jurado de Procedencia, avaló el desafuero del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca por el delito de defraudación fiscal equiparada en contra del mandatario panista.

Con la mayoría de Morena y sus aliados legislativos, el pleno avaló el dictamen de la Sección Instructora, donde se menciona que el gobernador panista “omitió parcialmente el pago de impuestos federales, obteniendo con dicho accionar un beneficio indebido para sí en perjuicio del Fisco Federal por la cantidad de 6 millones 511,777 pesos”; esto al no haber declarado la compra de bienes inmuebles en Estados Unidos y la Ciudad de México.

Luego de ello, el gobernador dijo: “la mayoría del partido en el gobierno, Morena, consumó un nuevo golpe a la Constitución y a la democracia, y sobre todo, al federalismo. Es a todas luces un linchamiento político y penal…No hay quien se salve de la palabra insidiosa, de la abierta amenaza del uso de las instituciones públicas para la calumnia, para ser castigado, señalado y hasta encarcelado”.

“Este desafuero no se trata de vínculos con el crimen organizado…tampoco se me acusa de pactar, proteger o dejar huir a un delincuente o a un capo… no estoy frente a ustedes por aparecer en un video agarrando dinero en efectivo, por ningún motivo, me desafueran por enfrentar denuncias de violación a una mujer o por acoso sexual contra menores inocentes, no… La mayoría del partido en el gobierno, Morena, me quiere desaforar y remover del cargo por no haber pagado supuestamente los impuestos de la compra-venta de un departamento”, añadió.

Sin embargo, la noche del viernes el Congreso de Tamaulipas -con mayoría panista- negó aprobar el juicio de procedencia contra el mandatario, y aprobó interponer un juicio de controversia constitucional para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determine qué instancia legislativa es la indicada para realizar dicho juicio.

Luego de esta situación, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, anunció que interpondrá una nueva denuncia ante la FGR en contra de García Cabeza de Vaca, ahora por el delito de peculado.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg