Furiosas y al grito de "¡tiemblen, feminicidas!", miles de mujeres protestaron este lunes en Ciudad de México contra la violencia de género, al conmemorarse el Día Internacional de la Mujer.

"¡Tenemos rabia, dolor, vivimos en un infierno!", dijo desconsolada Lorena Gutiérrez, madre de Fátima Quintana, violada y asesinada por tres hombres el 12 de febrero de 2005 cuando tenía 12 años y volvía de la escuela a su casa, en el Estado de México.

"¡Ya basta de tanta impunidad! ¡Siguen violando y matando mujeres y no pasa nada!", añadió Gutiérrez a la AFP.

La mujer también exige justicia para su hijo Daniel, quien según ella murió "por negligencia médica" en noviembre de 2020 debido a problemas de salud surgidos tras haber encontrado a su hermana "semienterrada el día del crimen".

México es uno de los países más afectados por la violencia de género. Solo en 2020 se registraron 967 feminicidios, una cifra ligeramente inferior a los 969 de 2019, según cifras oficiales.

Las feministas se reunieron en la Plaza de la República, en el centro de la capital, donde derribaron a patadas y martillazos vallas de madera instaladas para proteger el Monumento a la Revolución.

"¡Quemen todo!"

En su camino al Zócalo, algunas golpearon con llaves de amarre las barreras de protección montadas en centros comerciales y edificios públicos.

"¡Juntas somos fuego, quemen todo!", se leía en una pancarta. "¡Tiemblen, feminicidas!", repetían a gritos las manifestantes.

"¡Mírame bien! Soy la niña que jamás volverás a tocar", se leía en otro cartel que portaba una menor de unos 10 años, acompañada de su madre que marchaba en silencio.

La jornada de protestas de este lunes siguió a las manifestaciones del fin de semana frente al palacio presidencial en Ciudad de México, en las que decenas de mujeres plasmaron los nombres de víctimas de feminicidio en vallas metálicas colocadas alrededor del edificio.

Las mujeres también protestaron este lunes por el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador a la candidatura de Félix Salgado para la gobernación del estado de Guerrero. El político oficialista es señalado de violación por varias mujeres, pero él se declara "inocente".

"Es indignante que le hayan aceptado la candidatura", dijo con enfado Nadia Téllez, de 20 años, durante la marcha. La postulación por la que pelean Salgado y otros aspirantes se definirá en una encuesta interna del partido Morena.

Más temprano, López Obrador aseguró que su gobierno no va a reprimir las manifestaciones. "Somos distintos a los conservadores que ahora se disfrazan de feministas y se molestan porque se puso una valla para evitar la violencia", dijo.

"No somos infiltradas, somos feministas y estamos indignadas", reviró en la marcha Aracely Muñoz, estudiante de arquitectura de 25 años.

El mandatario izquierdista también defendió la gestión de su gobierno en cuestiones de equidad de género. "Como nunca en la historia están participando en la administración pública y en la política las mujeres (...), la mitad del gabinete son mujeres", destacó.