Entrevista a Francisco Javier Acuña, presidente del INAI.

El comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Francisco Javier Acuña Llamas, informó que será a finales de febrero cuando se den a conocer las conclusiones de la investigación realizada por el órgano garante de transparencia sobre la utilización del programa de espionaje Pegasus.

“El pleno del INAI tiene la convicción de resolver esta cuestión porque es un asunto que causó que el Núcleo de Organizaciones de la Sociedad Civil se retiraran de la Alianza para el Gobierno Abierto”, expuso el comisionado a El Economista.

Acuña Llamas recordó, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de Protección de Datos Personales (hoy), que el caso de espionaje de activistas y periodistas hecho público provocó que el INAI se comprometiera ante la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA) a investigarlo a profundidad.

“Yo tuve que ir a Nueva York, tuve que ir a Washington a hablar al seno de este Comité de la AGA para explicar que el Estado mexicano, a través de nosotros (el INAI), no del gobierno de la pasada administración que era otra cuestión, pues íbamos a garantizar fidelidad en esta investigación”, dijo.

El comisionado puntualizó que la investigación que realiza el INAI, y de la cual presentará sus conclusiones, está enfocada en el análisis del mal trato a los datos personales que se pudo dar a las personas que fueron espiadas con el software Pegasus, ya que el ilícito de espiar indebidamente a personas es campo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“La intrusión en la persona o respecto de la persona en su conjunto, la defiende la CNDH, nosotros sólo podíamos seguir o podemos indagar hasta dónde se maltrataron datos personales, sensibles o personales básicos de personas concretas. Esa es una cuestión muy técnica que todavía estamos en eso, vamos a ver cómo podemos llegar a término y que podamos honrar esa situación en breve”, manifestó.

Acuña Llamas negó dar mayor información sobre si las instituciones públicas inmiscuidas en el caso de espionaje, como la Procuraduría General de la República (PGR), la cual de acuerdo con investigaciones periodísticas fue quien compró el software en el 2014, o el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, entre otras, cometieron irregularidades al utilizar el malware.

“También te debo decir, ha habido una nula cooperación de la PGR. Desde el pasado hemos ido prácticamente arrancando con exigencias directas las actuaciones y las diligencias porque (ha existido) una resistencia pasiva de la PGR lamentable y esperemos que ya encuentre absoluta distancia y diferencia con esta nueva administración, además de que ahora ya es Fiscalía General”.

En este sentido, el comisionado del INAI indicó que hay una mala herencia que dejó la PGR a la nueva Fiscalía General sobre asuntos como Pegasus y el caso Odebrecht.

[email protected]